Costa Rica,

NOTICIAS

Aprovechamiento comercial de bosques de Costa Rica es menor al 1%

Se están conservando árboles que dejaron de fijar carbono y que además generan sombra para árboles más jóvenes

El vacío legal que existe para el aprovechamiento de bosques secundarios, así como el exceso de controles para la conservación, impide el crecimiento del mercado forestal en el país.

Leticia Vindas Quirós / 25 abril 2013

Por cada 500 árboles existentes en una hectárea de bosque tico, solo cuatro pueden cortarse para su aprovechamiento. El exceso de controles, lejos de proteger los bosques, genera presión sobre estos e incentiva el comercio descontrolado. 

Guillermo Navarro, coordinador de la Unidad de Gobernanza Forestal y Economía de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), explicó que la cantidad de árboles que se cortan en Costa Rica es mucho menor a la muerte natural del mismo bosque. 

Esto implica que se están conservando árboles que dejaron de fijar carbono y que además generan sombra para árboles más jóvenes que necesitan del sol. Sin embargo, esa madera puede aprovecharse comercialmente.

Si el aprovechamiento del mercado forestal se hace bajo control, permite regenerar bosques, aumentar la fijación de carbono, proteger y fortalecer especies endémicas o en peligro de extinción y además generar ingresos por concepto de venta de madera, agregó Navarro.

El vacío legal que existe para el aprovechamiento de bosques secundarios, así como el exceso de controles para la conservación, impide el crecimiento del mercado forestal en el país.

Por ejemplo, la caoba es la madera más cara del mundo. En Costa Rica se siembra pero prácticamente no es maderable por estar en peligro de extinción.

El precio promedio es de $1.600 por metro cúbico, mientras que otras maderas como la teca -la cual exporta Costa Rica- ronda los $300 el metro cúbico. De cada árbol de caoba pueden generarse unos 2 metros cúbicos.

Navarro explicó que si se lograran los arreglos institucionales para la explotación comercial de la caoba, aumentaría la población y se fortalecería esta especie que está en peligro de extinción, pues se somete a estudios genéticos para su mejoramiento.

"El mercado puede ser un vector de conservación", consideró Navarro

Rumbo al cambio de esquema

Navarro expuso su posición en el marco del lanzamiento del proyecto "Gobernanza, Bosques y Mercados: reconociendo el valor de los recursos forestales en Mesoamérica", que desarrollará en México, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.

Su objetivo es fortalecer a las personas que viven en los territorios con cobertura forestal para que mejoren la gobernanza y el clima de negocios para que puedan conservar el bosque y obtener beneficios económicos de él. 

Pese a que las problemáticas de manejo forestal son comunes en la región, Costa Rica no se integra al proyecto ya que es considerado como país rico en cuanto a necesidad de recursos para proteger su ecosistema. 

La aplicación será primero a nivel local, luego nacional y después regional. En ámbito regional podría incluirse a Costa Rica.

© 2012, elfinancierocr.com