Costa Rica,

NOTICIAS

Centroamérica planea descontinuar iluminación ineficiente para el 2016

Para mediados de año se estima que se tendrá una estrategia para cada país, que se implementará durante el resto del 2013

El potencial de Centroamérica para avanzar hacia una iluminación eficiente en el sector residencial representaría un ahorro de 1,41 TWh al año de energía.

Leticia Vindas Quirós / 27 febrero 2013

A partir de este mes y hasta finales de 2016 Centroamérica tiene la meta de descontinuar el uso de productos ineficientes de iluminación.

Esta semana se lanzó oficialmente la Estrategia de Iluminación Eficiente en Centroamérica (en-lighten), cuya primera etapa se espera esté finalizada en noviembre de 2013. La iniciativa se enmarca dentro del Proyecto Mesoamérica e integra además a Colombia y México.

Para mediados de año se estima que se tendrá una estrategia para cada país, que se implementará durante el resto del 2013 y cuyos resultados finales se verán durante los próximos tres años.

Esta estrategia incorporará un enfoque integrado de cuatro componentes: estándares mínimos de eficiencia energética, políticas y mecanismos de apoyo que faciliten la transición a la iluminación eficiente, control, verificación y fiscalización de los productos de iluminación, y sistema de gestión ambiental sostenible.

"El esfuerzo regional responde a la necesidad urgente de apoyar los esfuerzos relativos a mitigar el cambio climático, a través de una reducción en el consumo de energía eléctrica proveniente de combustibles fósiles, y por ende, una disminución en la emisión de dióxido de carbono (CO2) y gases de efecto invernadero desde América Central", detalló un comunicado del Proyecto Mesoamérica.

De acuerdo a la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la demanda global de petróleo para iluminación podría incrementarse del 3% actual al 60% para el año 2030, si los países no toman acciones para mejorar la eficiencia energética en el sector.

En el caso de Centroamérica, según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), la energía eléctrica producida a partir del consumo de combustibles fósiles alcanza los 59,61 TWh (Terovatio hora) al año, equivalentes a una emisión total de 73,54 toneladas métricas de dióxido de carbono. De ese consumo total, el 13% es utilizado para la iluminación del sector residencial, lo que equivale a una emisión de 2,83 toneladas métricas de dióxido de carbono anualmente. 

El potencial de Centroamérica para avanzar hacia una iluminación eficiente en el sector residencial representaría un ahorro de 1,41 TWh al año de energía y reduciría las emisiones en 0,52 toneladas métricas de dióxido de carbono, equivalente a sacar más de 130.000 automóviles medianos de las carreteras. En materia económica a nivel de Mesoamérica la transición a la iluminación eficiente ahorraría $225 millones anuales.

© 2012, elfinancierocr.com