Costa Rica,

NOTICIAS

Guardacostas detuvieron embarcación involucrada en pesca ilegal en el Golfo Dulce

Operativo detectó 14 embarcaciones pescando con carnada viva en zona de restricción

La actividad ilegal había sido denunciada en reiteradas ocasiones desde principios de este año por pescadores artesanales locales.

Natalia Díaz / 14 febrero 2013

El primer operativo realizado tras la muerte de 280 tortugas lora y verde en el Golfo Dulce en enero logró la captura de una embarcación que pescaba con carnada viva en la zona de restricción durante la noche del martes.

La lancha Cherokee II, con matrícula PQ 8824, atrapaba en ese momento carnada viva en el área y se encontró dentro de ella 80 peces vivos de la especie conocida como “jurel ojón”, que fueron liberados al mar.

El Servicio Nacional de Guardacostas logró recopilar además el nombre y número de matrícula de otras 13 embarcaciones que se dieron a la fuga en el momento del operativo, según informó en un comunicado José Lino Chaves, viceministro de Agua y Mares.

El viceministro aseguró que la información será utilizada por el Tribunal Ambiental y la Fiscalía Ambiental de Golfito para capturar los navíos y procesar a las personas involucradas.

La actividad había sido denunciada en reiteradas ocasiones desde principios de este año por pescadores artesanales locales y varias organizaciones ambientalistas.

Zona vulnerable

Desde el 2010, el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) declaró el litoral del Golfo Dulce como Área Marina de Pesca Responsable, la más grande de Centroamérica (750 kilómetros cuadrados) . Sin embargo, el hallazgo de 280 tortugas que se encontraron flotando a finales de enero pasado levantaron sospechas sobre actividades ilegales de pesca.

Según los resultados de la necropsia realizada por la Red para la Conservación de Tortugas Marinas en el Gran Caribe (Widecast), las tortugas murieron asfixiadas por la sumersión.

Los pescadores ilegales operan sacando primero peces pequeños para carnada que utilizan posteriormente en “palangres” (líneas de pesca amplias que se sostienen entre varias embarcaciones), donde no sólo atrapan las especies que les interesan -marlin y pez vela, ambas en vías de extinción y declaradas como especies de interés turístico- sino otras especies vulnerables, como las tortugas.

Según datos del Tribunal Ambiental sólo durante el 2011 este organismo tramitó 46 denuncias en el cantón de Puntarenas por daños ambientales.

© 2014, elfinancierocr.com