Costa Rica,

NOTICIAS

Ruido por vehículos se quintuplicó en 30 años

El área urbana recibe la mayor carga de contaminación sónica.

Leticia Vindas Quirós / 12 noviembre 2012

Un ejercicio realizado por el Estado de la Nación 2012 reveló que entre 1980 y el 2011el ruido estimado por la creciente flota vehicular ha quintuplicado los niveles adecuados para permitir la comunicación oral fluida.

El documento explica que en un diálogo de larga duración las personas emiten sonidos de entre 60 y 75 dB. Para que haya comunicación entre ellas, el ruido de fondo no debe sobrepasar 65 dB y si se requiere que la voz sobresalga, este no debe superar 55 dB.

La medición indicó que en 30 años el ruido de los vehículos alcanzó los 100 dB, cinco veces más que lo registrado en 1980 y superior a los límites permitido en Europa.

Para el oído humano, un cambio de 3 dB en la sonoridad es apenas perceptible, uno de 5 dB es claramente perceptible y uno de 10 dB significa una duplicación de la intensidad sonora.

El área urbana recibe la mayor carga de contaminación sónica.

Contaminación sin control

Costa Rica cuenta con los Decretos 28718-S del año 2000, y 32692-S del 2005, en los cuales se establecen los niveles máximos permitidos por zona y los procedimientos generales para su medición.

Sin embargo, el Estado de la Nación indica que en ambos casos faltan referencias a normas internacionales y sus metodologías, así como a la calificación o los conocimientos que debe tener el personal a cargo de efectuar e interpretar las mediciones.

La nueva Ley de Tránsito tampoco establece horarios de operación ni regulaciones por zonas.

A lo anterior se suman otras fuentes de ruido que usualmente son motivo de quejas, como los centros de entretenimiento, templos y otros. La Defensoría de los Habitantes recibió 857 denuncias por contaminación sónica entre 2001 y 2011, y en 2005 interpuso una acción de inconstitucionalidad contra el decreto 28718-S, que define límites a los niveles de ruido, pero fue rechazada.

Una persona expuesta por varias horas a 85 dB o más, sin protección, pierde sensibilidad auditiva y podría quedar incapacitada de forma irreversible.

© 2012, elfinancierocr.com