Costa Rica
Panamá
Archivo Indicadores Domingo 25 de junio, 2000 Escríbanos

Actualidad
Editorial
Opinión
Informe Especial
Entrevista
Negocios
Finanzas
Tecnología
Economía
Internacional
Istmo
Legales
Gerencia
Estilos de vida

Estilos de Vida

Imprimir || Enviar por E-mail

En esta sección:

Los discretos masones

Mauricio Meléndez O.
El Financiero

Desde 1865 se estableció en el país la masonería; su objetivo es ayudar al crecimiento espiritual de sus miembros

Gran Logia de Costa Rica / Masoneria nacionalLa Gran Logia de Costa Rica cuenta con su propio edificio desde 1937, donde hay un pequeño museo.

Ni brujos, ni ateos, ni grupo secreto, los masones hoy, como siempre, realizan una labor de extensión social que pocos conocen porque ellos prefieren la discreción, mientras trabajan por la elevación del espíritu independientemente de las creencias religiosas de sus integrantes.

La Fundación Masónica Pro Beneficencia ayuda a personas enfermas que necesitan camas, muletas, bastones o sillas de ruedas, hace donaciones o los alquila a precios simbólicos.

A nivel mundial cuentan con hospitales atendidos solo por masones, los que ocasionalmente atienden gratis a personas en dificultades ?no siempre miembros del grupo?. Y cada mes las logias distribuyen uno o dos diarios a familias necesitadas.

El doctor en homeopatía Eduardo Quirós, miembro de esta agrupación, aseguró que la persona favorecida nunca se entera de quién fue el benefactor.

La virtud

Milton Buján, secretario de la Gran Logia de Costa Rica, explicó que la masonería se estableció oficialmente en el país desde 1865, cuando se fundó la primera logia, aunque años antes ya se efectuaban reuniones privadas en casas particulares.

Las logias dependen de la Gran Logia de Costa Rica, que es el ente rector de las demás (9 en total), y cada una tiene entre 20 y 40 miembros.

La masonería surgió en las barracas de las construcciones medievales (véase recuadro ?Origen y simbología?).

En un templo cargado de simbolismos, las distintas logias realizan una conferencia semanal ?que ellos llaman tenidas? en las cuales tratan temas diversos de contenidos netamente filantrópicos, con el fin de que sus miembros sean mejores hombres para sí, sus familias y la patria, explicó Buján.

Para ingresar a la masonería se requiere ser hombre de buenas costumbres y creer en un ser superior (ellos llaman a este ser supremo El Gran Arquitecto del Universo). Debe ser recomendado por tres miembros activos y realizar tres entrevistas, luego de las cuales se hace circular por todas las logias del país la foto del candidato con su currículum para una votación que debe ser unánime; caso contrario, con un solo miembro que no esté de acuerdo, se le niega el ingreso.

Masones reconocidos

Durante los primeros 70 años de la masonería en Costa Rica hubo destacados personajes de la vida pública, incluso algunos presidentes como Braulio Carrillo, Próspero Fernández, Bernardo Soto, Tomás Guardia, Ascensión Esquivel, León Cortés y Otilio Ulate (después de él ningún mandatario ha sido masón).

También hubo sacerdotes, como los padres Francisco Calvo y Carlos María Ulloa. Y han destacado periodistas, como Pío Víquez; pintores, como Tomás Povedano; escritores, como Roberto Brenes Mesén; historiadores, como Rafael Obregón (recientemente fallecido) y empresarios, como Bejos Yamuni Abdala.

Más recientemente se cuentan entre sus miembros el médico David Reuben, Jorge Corrales, expresidente del Banco Central, y Rodolfo Modesto Santos, padre del periodista Ignacio Santos.

Este fenómeno es mundial pues escritores como Wolgang Goethe y Víctor Hugo o políticos como George Washington ?primer presidente de los EE.UU.? y Simón Bolívar ?el gran libertador? fueron masones.

Recuadro

Origen y simbología

La masonería tuvo su origen en Europa en el siglo XIII en las barracas (logias) de los edificios que se construían. Los principios y reglas se manifestaban por medio de símbolos cuyo significado solo era conocido por los iniciados. Los adeptos debían guardar secreto y emplear, para reconocerse, signos particulares.

En 1140 se fundó la masonería en Escocia. En América ingresó desde el siglo XVIII: en Estados Unidos en 1730, en Canadá en 1821 y luego se extendió a otros países.

En la simbología masona, la escuadra y el compás representan el orden y la justa apreciación de las cosas que debe presidir toda obra emprendida, así como los límites en las que se debe mantener la persona en las relaciones con sus semejantes y en especial con sus hermanos.

Este símbolo refleja aspectos espirituales como la imparcialidad y la infalibilidad del Gran Arquitecto del Universo, quien fijó los límites del bien y del mal para la instrucción de la humanidad. Además, representa el dominio que debe existir del espíritu sobre la materia.


Servicios

Horario de vuelos internacionales de San José, Costa Rica

Descargue el Informe del año 2003 de la Organización Mundial de Comercio (OMC), en formato PDF


¿Quiénes Somos? Condiciones de Uso Privacidad Anúnciese en la versión impresa de El Financiero y Capital Financiero
© 2004 El Financiero y Capital Financiero. El contenido de El Financiero y de Capital Financiero no puede
ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la
autorización previa y por escrito de El Financiero o de Capital Financiero.