Costa Rica
Panamá
Archivo Indicadores Sábado 22 de septiembre, 2001 Escríbanos

Actualidad
Editorial
Opinión
Informe Especial
Entrevista
Negocios
Finanzas
Tecnología
Economía
Internacional
Istmo
Legales
Gerencia
Estilos de vida

Istmo

Imprimir || Enviar por E-mail

En esta sección:

Campaña electoral | Honduras a elecciones el 25 de noviembre

Pobreza, mayor desafío de candidatos

Rosa Morazán
Corresponsal El Financiero

Aspirantes mayoritarios prometen llevar ingreso per cápita de US$730 a más de US$2.000

Rafael Pineda y Ricardo Maduro, candidatos presidenciales de HondurasSegún las encuestas, estos son los dos candidatos con más posibilidades de ganar los próximos comicios hondureños: Rafael Pineda, del Partido Liberal, y Ricardo Maduro, del Nacional.

Disminuir el elevado nivel de pobreza que abate al 66% de los seis millones de hondureños, es el principal reto que afrontará el candidato a la presidencia de la República que gane las elecciones generales del 25 de noviembre próximo.

Es por eso que quienes aspiran a suceder al actual mandatario, Carlos Flores, formulan promesas seductoras en las que, según dicen ellos, no tendrán cabida las decisiones que repitan el círculo vicioso de la privación de los servicios básicos por lo que auguran llevar la pobreza a un 57%.

La estrategia de los pretendientes de la Presidencia consiste en ofrecer un modelo económico con desarrollo sostenible, cuyo centro es la persona humana.

Es tan halagador el mensaje dirigido a los ciudadanos que los aspirantes al sillón presidencial anuncian el inicio de la mejoría del ingreso per cápita del país, que pasaría ?según ellos? de US$730 a más de US$2.000.

El posible aumento de la oferta de oportunidades lo fundamentan en un proyecto, que, en el caso de los partidos tradicionales, Nacional y Liberal, va de la mano con los organismos financieros internacionales y con una estrategia concertada de reducción de la pobreza.

En tanto, las agrupaciones emergentes, que todavía son minoritarias en Honduras, anuncian programas de gobierno más ?catrachos? y descartan el aumento de impuestos y la privatización de empresas públicas.

La existencia de los partidos tradicionales en Honduras data desde hace casi 100 años y son señalados por los denominados emergentes de protagonizar cogobiernos.

Los hondureños han participado en las últimas dos décadas en cinco procesos electorales consecutivos y la mayoría de victorias han correspondido a los liberales.

En esta oportunidad, el Partido Liberal (PL) está representado por Rafael Pineda Ponce, de 70 años de edad, maestro de profesión que funge como diputado desde hace más de una década. En la campaña explota su experiencia y amor por Honduras.

Ricardo Maduro Joest es el candidato del Partido Nacional (PN). Se trata de un economista de 54 años, con más de 20 años de ejercicio empresarial, quien en un gobierno nacionalista fungió como coordinador del Gabinete Económico, gestión durante la cual el país adoptó por primera vez el modelo neoliberal.

Todo parece indicar que uno de ellos dos será elegido como próximo presidente por más de 2 millones de hondureños.

Propuestas liberales

Nelson Ávila, quien posee un doctorado en Economía, coordina el equipo que preparó el plan de gobierno de Pineda Ponce. ?Nosotros partimos de un concepto de crecimiento económico solidario?, aseveró.

Es del criterio que muchas políticas económicas neoliberales son generadoras de efectos positivos, pero también adversos.

Explicó que para evitar las consecuencias negativas, en una eventual administración de Pineda, las políticas de competitividad y de producción funcionarán con óptica de solidaridad.

La propuesta económica liberal descansa en tres ámbitos: macroeconómico, sectorial productivo y social. Todo esto con cohesión social.

Pineda Ponce, agregó Avila, no continuaría con el proceso de devaluación de la moneda nacional, el lempira, ya que no cree que exista justificación técnica para devaluar. Actualmente en el país existe un mecanismo de tipo de cambio controlado.

La propuesta de gobierno, refirió, es integral y abarca megaproyectos que dinamizarán la economía no solo con leyes sino con otras acciones orientadas a industrias con tecnología de punta para dar empleo a los 450.000 jóvenes desempleados.

Además se pondría fin, de acuerdo con el economista, a la política paternalista que no combate la pobreza con eficacia. Tampoco se subsidiaría a la empresa privada hondureña, a la cual calificó de subdesarrollada en su concepción y alcance.

Avila agregó que la mayoría de empresarios hondureños son comercializadores e importadores acostumbrados al subsidio y a la presentación de propuestas que solo los benefician a ellos y no a la nación.

En Honduras, sostuvo, existe una empresa privada que busca la máxima tasa de rentabilidad al menor plazo posible con el mínimo de garantías y riesgos ya que actúa en forma contraria a las leyes del mercado.

Sobre el sistema financiero, manifestó que este se volverá más transparente, democratizado y competitivo, así como que se pondrá fin al monopolio que propicia un margen de intermediación financiera del 12%, uno de los más elevados en América Latina.

El PL le daría continuidad a los acuerdos con las instituciones financieras internacionales, con la salvedad de que promete un proceso ?más transparente? de privatización de empresas públicas. Mencionó que cinco de cada 100 hondureños tiene teléfono, contra los 25 de cada 100 en Costa Rica.

?Nuestra propuesta económica combatirá y reducirá la pobreza ya que este flagelo es un mal negocio para el país, pero sí una conveniencia para un grupo económico minoritario paternalista?, apuntó.

Planes nacionales

Carlos Ávila Molina coordina el equipo del programa de gobierno del PN y le asiste María Elena Mondragón de Villar.

Los dos profesionales explicaron que el programa de gobierno de Maduro Joest lo prepararon en dos años con la idea de aportar una visión de país de largo plazo así como establece la Estrategia de Reducción de la Pobreza.

De acuerdo con esos planes, el Estado desarrollaría un trabajo normativo y regulador, y no operativo como en la actualidad. También se tornaría más transparente porque hará rendición de cuentas.

Se promete enfatizar en los campos de educación, seguridad, salud y generación de empleo. Al mismo tiempo dinamizar el sector vivienda y lograr una mejor gobernabilidad e integración de los gobiernos locales.

Ávila y Mondragón sostienen que harán más productivos los sectores de turismo, maquila, agroindustrial y forestal.

También se procurará una readecuación de la deuda del sector agrícola, para lo cual se buscará el financiamiento externo. Asimismo, se pretende modernizar los tres poderes del Estado para hacerlos más eficientes.

Ávila y Mondragón indicaron que el PN apenas ha gobernado cuatro años y que en ese periodo logró que el país recuperara la confianza internacional y que la pobreza disminuyera.


Servicios

Horario de vuelos internacionales de San José, Costa Rica

Descargue el Informe del año 2003 de la Organización Mundial de Comercio (OMC), en formato PDF


¿Quiénes Somos? Condiciones de Uso Privacidad Anúnciese en la versión impresa de El Financiero y Capital Financiero
© 2004 El Financiero y Capital Financiero. El contenido de El Financiero y de Capital Financiero no puede
ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la
autorización previa y por escrito de El Financiero o de Capital Financiero.