Costa Rica
Panamá
Archivo Indicadores Domingo 06 de abril, 2003 Escríbanos

Actualidad
Editorial
Opinión
Informe Especial
Entrevista
Negocios
Finanzas
Tecnología
Economía
Internacional
Istmo
Legales
Gerencia
Estilos de vida

Informe Especial

Imprimir || Enviar por E-mail

En esta sección:

Rodrigo Carazo: el tiempo juzga su marcha

Rodolfo González Ulloa
El Financiero

Opositores reconocen responsabilidad compartida.

Rodrigo Carazo Odio

Ante el gobierno de Rodrigo Carazo no hay medias tintas. Las opiniones se polarizan entre quienes lo consideran ?el peor presidente de los últimos 20 años por llevar el país a la quiebra? y quienes lo respetan y admiran como el mandatario más valiente, ?defensor de la soberanía y la dignidad nacional ante las imposiciones del Fondo Monetario Internacional?.

Para verdades el tiempo. Opositores políticos a Carazo ?en cuenta el ex presidente Luis Alberto Monge-? se muestran más dispuestos a distribuir la cuota de responsabilidad entre los partidos, por la crisis económica que vivió el país entre 1978 y 1982. En esos años, cuentan los historiadores Iván Molina y Steven Palmer en Historia de Costa Rica, la inflación superó el 80%, el salario real cayó un 40% y el desempleo creció un 10%, debido a la caída de los precios del café y el aumento del petróleo, pero también por la ?errática política económica del gobierno?.

El ingenio popular resumió lo planteado por los historiadores en cuatro palabras: ?La vida está carazísima?. El ex presidente Carazo no concuerda con la interpretación de los historiadores pues insiste en que fue la Asamblea Legislativa la que no le permitió aprobar la reforma tributaria y la Ley de la Moneda que le hubiera permitido obtener recursos y devaluar a tiempo para estabilizar la economía.

En su libro Carazo. Tiempo y Marcha, el ex presidente dice que la inflación alcanzó en 1981 el 65,09% por causa del precio del petróleo, y no fue sino hasta 1982, cuando Monge subió al poder, que se elevó a 81,75%.

?En mi gobierno alcanzamos un superávit comercial de US$70,5, por primera vez en 30 años?, dice Carazo.

Opositores opinan

Luis Alberto Monge, enconado enemigo político de Carazo ?hoy más cercano a él a nivel personal? y su sucesor en la presidencia, reconoce que en el manejo de la crisis ?alguna responsabilidad tuvo la fracción del Partido Liberación Nacional?. Sin embargo, de inmediato agrega que ?la mayor parte de la culpa de la crisis la tuvo Rodrigo, por ser inflexible antes los consejos que le dieron economistas de su partido y de la oposición. Carazo no escuchaba?, dice Monge.

Álvaro Montero Mejía, fuerte opositor de Carazo, hoy señala que la responsabilidad del Congreso en la crisis económica de Costa Rica fue enorme.

?Carazo, desde el principio, comenzó a clamar por una reforma tributaria que la Asamblea boicoteó. Era el factor decisivo, junto con devaluaciones profundas a las que él se negó. No tuvo fracción parlamentaria. La Coalición Unidad que lo llevó al poder emerge más bien de una serie de fuerzas opositoras al Partido Liberación Nacional, y don Rodrigo se ocupó más por su elección que por poner atención a la composición parlamentaria?, dijo Montero.

A la incapacidad de escuchar consejos contrarios a su pensamiento, Carazo respondió que nunca recibió una propuesta de solución distintas a las que él intentó: aprobar la Ley de la Moneda y promover una reforma fiscal. Sobre la crítica al descuido de su fracción, Carazo señaló: ?Yo nunca me imaginé, y por eso me equivoqué, que había gente que se estimaba tan poco, y que no les importó un pito el país con tal de sacar beneficios políticos y económicos?.

Según Carazo, él perdió el apoyo de las ?argollas? de su partido ?dominadas por el calderonismo? pero que jamás lo perdió con las bases. Aún mantiene apoyo de sectores intelectuales ?especialmente universitarios? y de líderes sindicales, lo cual resulta una paradoja.

Estas organizaciones fueron sus más férreos opositores durante su gobierno, al punto de organizar huelgas y bloqueos que complicaron la gestión cuando intentaba impedir una invasión del dictador nicaragüense Anastasio Somoza, en 1979. Este enfrentamiento llegó al punto que hubo líderes que mostraban ante la casa presidencial pancartas que decían ?¡Viva el FMI!?

?Habrá que preguntarles a los sindicatos en qué cambiaron, porque de mi parte sigo defendiendo las mismas tesis que pregoné en mi gobierno?, dice Carazo, con la amplia sonrisa que lo caracterizó en campaña.

Lecciones de la historia

Vladimir de la Cruz, historiador y ex candidato presidencial por Fuerza Democrática, recuerda que entre 1981 y 1982 había huelgas casi cada cinco días, y que se criticó mucho la forma como el gobierno las reprimía.

?Eran tiempos duros, se protestaba por los salarios, y los periódicos socialistas eran anticarazistas a diestra y siniestra, pero con el tiempo se fue reconociendo la defensa de Carazo a los sectores nacionales, el manejo de su política exterior, y eso le fue acercando a sectores de izquierda?, dijo de la Cruz. Sin embargo, el economista liberacionista Leonardo Garnier señala que Carazo fue más bien de centro izquierda, con posiciones nacionalistas.

Para Federico Vargas, ex ministro de Hacienda en el gobierno de Daniel Oduber (1974-1978), Carazo cometió tres errores: no devaluó desde el principio del gobierno, no recortó el gasto y se peleó con el Fondo Monetario Internacional.

?Nunca entendí por qué el Presidente no devaluó el mismo día que asumió la presidencia. Tuvo la oportunidad hasta de culpar a la administración de Oduber, pero no lo hizo?, dijo Vargas.

Para el politólogo Rodolfo Cerdas, diputado en tiempos de Carazo, entonces jefe de Fracción del Partido Nacional Democrático, el ex Presidente se fue aislando políticamente, hasta quedar prácticamente solo.

Como error en su forma de liderazgo, Cerdas señala que Carazo se caracterizó por un estilo personal impenetrable. Reconoce, eso sí, la capacidad titánica de trabajo, honradez personal y deseo de hacer las cosas en forma transparente.

Como aprendizaje de la historia, Rodrigo Carazo señala cuatro lecciones aplicables al presente: hacer todo lo posible por evitar un ambiente de intranquilidad social, no ir a contrapelo a la voluntad costarricense (?a la mayoría de los ticos les dicen FMI y se horrorizan?) y no insistir en medidas como la privatización del ICE, así como también revisar las aduanas.

?He vivido en una de las más interesantes épocas de la historia. Nuestra generación fue de transición y la que nos sucede ha sido atropellada por un violento cambio que sacude al planeta?, señaló Carazo.


Servicios

Horario de vuelos internacionales de San José, Costa Rica

Descargue el Informe del año 2003 de la Organización Mundial de Comercio (OMC), en formato PDF


¿Quiénes Somos? Condiciones de Uso Privacidad Anúnciese en la versión impresa de El Financiero y Capital Financiero
© 2004 El Financiero y Capital Financiero. El contenido de El Financiero y de Capital Financiero no puede
ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la
autorización previa y por escrito de El Financiero o de Capital Financiero.