Costa Rica
Panamá
Archivo Indicadores Domingo 23 de noviembre, 2003 Escríbanos

Actualidad
Editorial
Opinión
Informe Especial
Entrevista
Negocios
Finanzas
Tecnología
Economía
Internacional
Istmo
Legales
Gerencia
Estilos de vida

Editorial

Imprimir || Enviar por E-mail

En esta sección:

La Cátedra Empresarial Walter Kissling Gam

El Financiero

"Lo más importante no son los recursos materiales, sino la creatividad, la imaginación, la actitud y la disciplina".

El Financiero e Incae instituyeron el pasado 5 de noviembre la Cátedra Empresarial en honor al destacado empresario costarricense Walter Kissling Gam.

La Cátedra Empresarial tiene como objetivo convocar a empresarios y líderes empresariales para analizar tendencias mundiales de impacto nacional cuyas consecuencias y resultados deban estudiarse con una visión de mediano y largo plazo. El objetivo es explicar, enseñar, con una orientación muy concreta al empresariado costarricense.

Walter Kissling era un enamorado del tema de la competitividad. Por eso se contó en la Cátedra de apertura, con Michael Porter, como expositor principal; y con Eduardo Lizano, como comentarista. Ambas disertaciones se encuentran disponibles en el sitio en internet www.capitalfinanciero.com y un resumen se publica en esta edición.

Walter Kissling falleció en enero del 2002. Fue líder, visionario, emprendedor, como pocos. Desde su muerte ha tenido otros reconocimientos. En febrero del año pasado, Incae bautizó su campus universitario en Alajuela con su nombre, después de que durante 16 años fue parte del Consejo Directivo de este reconocido centro de enseñanza superior.

En El Financiero también tuvimos el honor de contar con su presencia y sus aportes, como miembro de la Junta Directiva. Su paso por el mundo empresarial que le dio mayor reconocimiento nacional se dio en HB Fuller, empresa multinacional a la cual llegó después de haber desarrollado Kativo Chemical, donde empezó a laborar cuando era una industria pequeña y a la cual sacó de las fronteras nacionales rumbo a Centroamérica.

En 1967 se unió a HB Fuller, donde quedó a cargo de las operaciones de América Latina. Posteriormente asumió la vicepresidencia de operaciones internacionales y en 1995 coronó su carrera al convertirse en presidente ejecutivo. Este logro lo convirtió en uno de los pocos latinoamericanos a la cabeza de una de las 500 empresas más fuertes de Estados Unidos.

También estuvo en contacto estrecho con otras empresas, como La Nación, Atlas Eléctrica y Banco Banex, y además ocupó la presidencia de la Cámara de Industrias.

Una de sus obras más importantes es la Asociación de Empresarios para el Desarrollo (AED), creada en 1997 y a la cual pertenecen un importante número de empresas que unen sus esfuerzos y recursos para impulsar proyectos que mejoren la calidad de vida de muchos costarricenses.

En mayo de 1998, en una entrevista que le realizó El Financiero, indicó: "La producción crea riqueza, pero para crearla se necesita infraestructura adecuada, de manera que es importante concentrarse en carreteras, puentes, muelles, comunicaciones, generación de energía eléctrica. Si aumentamos la producción de este país, sin abandonar lo social, podemos satisfacer en mayor medida las necesidades de todos".

Esos retos siguen vigentes hoy. De muchos de los que hoy leen este editorial depende que su obra se mantenga viva y que esos frenos y tareas puedan superarse. Solo así honraremos permanente a Walter Kissling Gam.


Servicios

Horario de vuelos internacionales de San José, Costa Rica

Descargue el Informe del año 2003 de la Organización Mundial de Comercio (OMC), en formato PDF


¿Quiénes Somos? Condiciones de Uso Privacidad Anúnciese en la versión impresa de El Financiero y Capital Financiero
© 2004 El Financiero y Capital Financiero. El contenido de El Financiero y de Capital Financiero no puede
ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la
autorización previa y por escrito de El Financiero o de Capital Financiero.