Costa Rica
Panamá
Archivo Indicadores Domingo 12 de octubre, 2003 Escríbanos

Actualidad
Editorial
Opinión
Informe Especial
Entrevista
Negocios
Finanzas
Tecnología
Economía
Internacional
Istmo
Legales
Gerencia
Estilos de vida

Informe Especial

Imprimir || Enviar por E-mail

En esta sección:

Ejemplos de compromiso ambiental

Sergio Morales Chavarría
El Financiero

Utilización de los desechos

La Cooperativa de Productores y de Servicios Múltiples de Naranjo (Coopronaranjo) recibió su certificación ISO 14.001 a inicios del 2002, para lo cual tuvo que hacer importantes inversiones con el fin de eliminar un problema tradicional en los beneficios de café: la contaminación de los ríos con residuos del grano.

Las acciones comenzaron cuando separaron la broza -que es un sólido- de las aguas residuales. Posteriormente instalaron una planta de tratamiento que con la ayuda de bacterias se encargan de procesar lo que se denomina como mieles. Con estos dos pasos lograron eliminar prácticamente el 100% de los contaminantes del agua, explicó su gerente general, Marco Vinicio Ruiz.

Debido a que la planta produce gases, estos son capturados y utilizados para proporcionar el calor que se necesita en el proceso de tostado.

Además lograron instalar un sistema de reutilización del agua, que permite aprovecharla al máximo antes de que sea devuelta al río.

Los desechos sólidos, compuestos principalmente por broza, son llevados a una finca en el que se introducen en un proceso de compostaje, del que se obtiene abono orgánico, que en su mayoría es regalado a los productores asociados a la cooperativa.

Según Ruiz, con estos cambios lograron eliminar la totalidad de los desechos que se producen en el beneficiado del café, que anteriormente iban a dar a los ríos.

El representante de la cooperativa aseguró que el mercado internacional reconoce con un mejor precio no solo la calidad, sino la gestión ambiental que haga una empresa, sobre todo si los clientes también están certificados.

Coopronaranjo tiene 2.500 productores asociados que producen anualmente 100.000 quintales (de 46 kilos cada uno), de los cuales el 90% son exportados. Su inversión en materia ambiental llega a los ¢150 millones desde que iniciaron el proceso.

Reciclaje como principio

A pesar de que se dedica a labores de reciclaje, la firma Reciclados Plásticos Industriales (Recyplast), localizada en Siquirres, tiene incorporados sistemas de reutilización de sus desechos generados por el proceso de producción.

Esta industria se dedica a la elaboración de material plástico para el embalaje (empaque para la exportación) del banano y otras frutas. Inició sus labores en 1994 y su principal materia prima son los cobertores plásticos que se usan en los racimos de banano en las plantaciones. Anteriormente estos productos eran enterrados, quemados o arrojados a los ríos.

En 1998 iniciaron con el sistema de gestión ambiental y a inicios del año pasado obtuvieron la certificación ISO 14.001.

El gerente general, José Miguel Ramírez, dijo que los principales contaminantes provocados en su producción son los residuos resultantes del lavado del plástico y el ruido de la maquinaria.

Para corregir estos problemas iniciaron con un plan de reducción en la utilización de agua, pues antes utilizaban 1.100 metros cúbicos diarios y actualmente el consumo es de 600. Con una inversión adicional pretenden llegar a un máximo de 350 metros cúbicos. Además, las aguas son tratadas mediante mecanismos físicos, pues lo que contienen son pequeñas partículas de sólidos suspendidos.

En el caso de la contaminación sónica incorporaron equipos de protección y crearon una barrera natural con árboles entre las viviendas más cercanas.

Recyplast recicla mensualmente 250 toneladas métricas de plásticos provenientes de la 33.000 hectáreas de la actividad bananera y de otros residuos. Sus socios son Yanber, Standard Fruit Company y Del Monte. Tiene 55 trabajadores, funciona las 24 horas y su producción es consumida en un 100% dentro del país. La inversión en gestión ambiental hasta el momento es de aproximadamente ¢25 millones.

Sustitución de materiales

Buscar una utilidad para sus desechos y sustituir los materiales más tóxicos por otros más limpios, son algunos de los resultados obtenidos por Equipos El Prado, firma del sector metalmecánico localizada en Colima de Tibás.

Esta empresa fabrica sistemas de transporte para productos del agro y la industria. En 1999 se incorporó al programa del Centro de Producción más Limpia, por medio del cual logró detectar cuáles eran sus principales contaminantes.

El gerente de operaciones, José Rafael Quirós, dijo que los principales motivos por los que entraron en este tipo de compromiso fueron las exigencias de sus clientes y el propio interés en reducir el impacto que estaban causando al ambiente.

Los desechos resultantes del torneado de las barras de acero, que es la principal materia prima, anteriormente eran enviados al relleno sanitario. Luego de las evaluaciones determinaron que ese tipo de basura podía ser utilizado por otras empresas, por lo que contactaron a recolectores que se encargan de enviar este metal a industrias siderúrgicas en otros países centroamericanos.

Para esto fue necesario adquirir una máquina compactadora con el fin de hacer los desechos más manejables para el transporte.

Otras de las mejoras fue la sustitución de diversas sustancias por otras menos tóxicas y biodegradables, que se utilizan en el enfriamiento de las piezas de metal y los recubrimientos de partes galvanizadas.

El tratamiento de aguas es otra de las acciones que incorporaron y con este lograron separar los metales que contenían.

Alfredo Salazar, ingeniero de procesos de la firma, señaló que con las mejoras lograron eliminar los excesos de materias primas y de energía en los que incurría la industria.

Equipos El Prado tiene 60 empleados y sus inversiones en materia del ambiente son de aproximadamente US$30.000 desde hace cuatro años.


Servicios

Horario de vuelos internacionales de San José, Costa Rica

Descargue el Informe del año 2003 de la Organización Mundial de Comercio (OMC), en formato PDF


¿Quiénes Somos? Condiciones de Uso Privacidad Anúnciese en la versión impresa de El Financiero y Capital Financiero
© 2004 El Financiero y Capital Financiero. El contenido de El Financiero y de Capital Financiero no puede
ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la
autorización previa y por escrito de El Financiero o de Capital Financiero.