Costa Rica
Panamá
Archivo Indicadores Domingo 22 de febrero, 2004 Escríbanos

Actualidad
Editorial
Opinión
Informe Especial
Entrevista
Negocios
Finanzas
Tecnología
Economía
Internacional
Istmo
Legales
Gerencia
Estilos de vida

Estilos de Vida

Imprimir || Enviar por E-mail

En esta sección:

Herencia Urbana |

Castillo del Moro, un legado español

Andrea Jiménez Ramírez
Para El Financiero

El estilo arquitectónico Neomudéjar se dio únicamente en España

Castillo del Moro 2

Cuando Barrio Amón se empieza a perder entre las calles del Tournón, se encuentra un monumento, que a través del tiempo sigue manteniendo su porte a pesar de lo que las décadas le han traído para atestiguar. Sus primeros días en esta tierra, datan del siglo pasado, por ahí de 1930. Fue don Anastasio Herrero, de nacionalidad española, quien tuvo la iniciativa de su creación; y el contratista, Gerardo Rovira, y su maestro de obras, Pasko Hilje, los responsables de su llegada al mundo.

Este edificio, más conocido como el Castillo del Moro, se encuentra ubicado en Barrio Amón, una zona que albergaba a familias de clase adinerada durante la primera mitad del siglo pasado. El inmueble es un vivo ejemplo de cómo el éxito económico de los inmigrantes europeos a Costa Rica, hizo que se construyeran edificios y residencias de acuerdo a la cultura en que estos fueron formados. Es así como en el barrio se encuentran varias clases de estilos arquitectónicos, como el Estilo Criollo, el Ecléctico, Neocolonial, Victoriano y Neomudéjar; perteneciendo, El Castillo del Moro, a este último.

Esta edificación hace pensar que su primer propietario nunca quiso olvidar sus raíces españolas, ya que en su legado nos dejó bastante explícito el estilo arquitectónico que se dio, únicamente, en su natal España. Los arcos de medio punto, las gárgolas en las cornisas exteriores, los azulejos que ilustran diferentes escenas de "El Quijote", el ritmo que llevan las columnas y arcos alrededor del patio frontal; el escudo de Costa Rica, mostrando sus cinco estrellas junto con el escudo de la Madre Patria, que dan la bienvenida al Castillo; son ejemplos de como don Anastasio quiso traerse una parte de su tierra natal.

Como su nombre lo dice, el Castillo del Moro, tiene influencias moriscas, ya que el estilo mudéjar se dio luego de la invasión de los moros a España. La transición del gótico al renacimiento en España está representada por este estilo, el cual fue introducido por los musulmanes que se quedaron a vivir en tierras españolas y que se convirtieron al cristianismo. Se puede decir, que este estilo arquitectónico es una fusión de dos culturas: la musulmana y la católica; ya que es una imitación de las estructuras occidentales con materiales y técnicas musulmanas.

En el caso del Castillo del Moro se habla de Neomudéjar en tanto representa un intento por renovar un estilo pasado, sin embargo en su construcción se utilizan materiales modernos.

Nuestro castillo, (nuestro, ya que se convirtió en parte de la historia del país), define muy bien esta tendencia arquitectónica. En este se encuentran expresadas muchas características como, por ejemplo, el patio frontal, el cual crea una integración del espacio interior y el exterior; los arcos de medio punto en las ventanas y el corredor principal.

En el mes de noviembre del año 2000, el Castillo del Moro fue declarado e incorporado al patrimonio histórico-arquitectónico de Costa Rica. Con ello, el inmueble pasa a ser parte de una memoria histórica muy maltratada, que se intenta preservar. Esta memoria histórica es la que nos ayuda en la comprensión de nuestro pasado, del presente vivido y de las posibilidades que nos esperan en un futuro. Esto nos ayuda a encontrar y mantener nuestra identidad como pueblo, nos ayuda a comprender hacia donde nos dirigimos, porque somos y que nos diferencia de los demás

Lamentablemente, nuestro patrimonio ha sido destruido por la falta de conciencia de muchos (no es el caso de nuestro Castillo), o debido a la ausencia de acciones de mantenimiento y restauración por parte de entidades privadas y oficiales; lo que nos lleva, a un paso lento pero seguro, a la pérdida de nuestra identidad, de nuestra herencia, de la valorización y sensibilidad de nosotros los costarricenses por las cosas que nos pertenecen.


Servicios

Horario de vuelos internacionales de San José, Costa Rica

Descargue el Informe del año 2003 de la Organización Mundial de Comercio (OMC), en formato PDF


¿Quiénes Somos? Condiciones de Uso Privacidad Anúnciese en la versión impresa de El Financiero y Capital Financiero
© 2004 El Financiero y Capital Financiero. El contenido de El Financiero y de Capital Financiero no puede
ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la
autorización previa y por escrito de El Financiero o de Capital Financiero.