Disminuir tamaño letra Aumentar tamaño letra Ir al Index  

Suscríbase al boletín Suscríbase aquí al boletín electrónico

Opinión

Un juego de cinco cartas y muchos jugadores

El Financiero

Ronald Jiménez

Presidente de Codisa Software Corp. y NAP de Centroamérica

¿Qué debería ser?

Una ciudad digital debería ser simple y disponible, como encender la luz o tomar un autobús (malos ejemplos en estos días).

Significa que los ciudadanos tengamos derecho a escoger con qué medio y en qué momento queremos (o tenemos que) relacionarnos con las instituciones:

- Haciendo fila desde la noche anterior ante las puertas de una institución llena de gavilanes (no muy gobernable y definitivamente nada digital).

- Por medio del celular mientras me tomo un café; en un Internet Café que está cerca de mi casa y que además la muchacha que lo atiende es paciente, simpática y bonita.

- En los centros digitales con tutores que está poniendo el gobierno.

- Desde Internet de la casa a las 11:00 p.m. y con ayuda de un nietecito.

- De repente en un pequeño centro de cómputo de una pequeña o mediana empresa rural, cuyo dueño se dio cuenta que era un beneficio para sus empleados y además ya no tardarían todo un día para ir a una cita a la Caja Costarricense del Seguro Social.

La infraestructura

Ese celular o esa conexión estable y rápida a internet.

Por ahora es elitista: por zona geográfica, por tipo de cliente, por dinero que pago, por suerte o mala suerte de no estar cerca de las fibras o por ninguna de las anteriores, pero sí por otra razón “inexistente” que está ahí.

Si además de todos estos problemas innecesarios le agregamos falta de conocimiento de mucha de nuestra población, entonces encontramos un nombre muy elegante y político: BRECHA DIGITAL.

Contenido

Ya entendí el punto 1 (sobre lo que debería ser la ciudad digital) y por suerte no tengo ningún fantasma limitante del punto 2, perfecto.

Ahhh, pero: ¿dónde me conecto? ¿Y quiénes me dan servicios públicos digitales?

Esperemos a que a doña Alicia Avendaño, director a técnica de Gobierno Digital, algún día le asignen presupuesto y autoridad.

Mis proveedores

Como potenciador del problema anterior de contenido, las instituciones que me deben proveer servicios creen que las computadoras se encienden de lunes a viernes de ocho a cinco.

Se requieren centros de cómputo capaces de operar las 24 horas del día los 365 días del año, a pesar de un apagón o un fantasma del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) o Radiográfica Costarricense S.A. (Racsa).

Mi compromiso

Si no uso una computadora debo buscar ayuda, si tengo acceso no debo desperdiciarlo y si tengo que capacitarme lo haré.

Pero sobre todo: no aceptemos menos que servicios digitales que funcionen 24 horas durante todo el año y que sean seguros. ¡No menos que eso!

Imprimir Enviar

En Portada

Ciudades digitales a paso lento

Tener ciudades digitales donde los habitantes tengan acceso a Internet en cualquier sitio y puedan realizar trámites públicos , es una idea que apenas da sus primeros pasos en el país.

Más Información

El Financiero
Negocios

Inglés tiene su época dorada

Bernal Patterson, es el director de Intensa –centro de enseñanza del idioma inglés– y para saciar la demanda del último año tuvo que contratar a 20 profesores y ampliar horarios.

Más Información

El Financiero
Entrevista

El guardián del banano

Si hay alguien que ha cuidado al banano y le ha hecho más sombra que sus propias largas hojas verdes es Jorge Sauma.

Más Información

El Financiero


Especiales

Especial: Bienes raíces

Especial: Gerencia

Especial: Pulso regional

¿Quiénes Somos? | Media Kit | Suscripciones | Contacto

© 2007 El Financiero y Capital Financiero. El contenido de El Financiero y de Capital Financiero no puede
ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la
autorización previa y por escrito de El Financiero o de Capital Financiero.