Disminuir tamaño letra Aumentar tamaño letra Ir al Index  

Estilos de Vida

Artículos Edición # 642

Fin de año en el fin del mundo

El Financiero

Rodolfo González Ulloa

El francés Claude Thomas volverá a tomar en enero el único whisky en las rocas que le han servido en un vaso con hielo extraído de un iceberg.
Más Información


Una droga fácil de traficar

El Financiero

José David Guevara Muñoz

Confieso que de cuando en cuando he consumido una droga muy en boga... Sí, yo que me creía sin vicios porque no fumo marihuana, no aspiro coca, no bebo ningún té alucinógeno ni tengo cicatrices de jeringas narcóticas, he descubierto que de cuando en cuando consumo –dependiendo de las circunstancias– algunas dosis de un sicotrópico que me adormece la conciencia.
Más Información


Búfalo de la noche toma los proyectores

El Financiero

Rodolfo González Ulloa

La cacería, el drama entre la vida y la muerte, está presente de alguna manera en todos los guiones del escritor mexicano Guillermo Arriaga.
Más Información


12 minutos de fama

El Financiero

Rodolfo González Ulloa

Iván Porras puso $250 de su bolsillo para comprar materiales y hacer su corto audiovisual Recuerdo prestado.
Más Información


Carmín de Peumo; mis respetos

El Financiero

Juan Pablo Ferrari Saavedra

Yo ya lo probé, pero le confieso que sin comprarlo aún, porque casi $95 son un buen freno para llevarse una botella a casa, sin embargo, no se desanime, aunque oneroso, ese vino lo vale.
Más Información


Por qué elevar interés en tazas

Rodolfo Gonzalez Ulloa

Tazas de café. Su selección puede ser tan exigente como la misma calidad de la bebida.
Más Información


Tres para tentar

El Financiero

Detalle de Tentaciones
Más Información


Imprimir Enviar

CLASE EJECUTIVA

Cambios en Bienarte

Joaquín Rodríguez

Bienarte es un concurso que pretende mostrar lo más reciente de las artes visuales contemporáneas del istmo.

Su objetivo es lograr visibilidad para sus artistas y privilegiar manifestaciones de “ultima” o joven vanguardia.

La Bienarte del 2007 se recordará como un parte aguas: hablaremos de un antes y un después de esta edición

La razón es que en la selección de artistas costarricenses se decidió exhibir únicamente las obras ganadoras.

Por lo tanto, trabajos que se hubiesen considerado dignas de exhibición en Bienales anteriores, fueron deshauciadas en esta ocasión.

La medida implicó incluso que el Museo tuviera que “rellenar” espacios con material de años anteriores debido a la polémica decisión del jurado.

Los jueces fueron Ana Sokoloff, Oliver Debroise y Rodolfo Kronfle Chambers. Los tres fundamentaron su decisión, no sin cierto esnobismo y pretenciosidad, en los siguientes argumentos:

“...la masiva recepción de obras y proyectos de calidad desigual, y técnicas muchas veces en retroceso, con los lenguajes del arte contemporáneo, que revelan notables carencias tanto de los sistemas de educación del arte en el país, así como de la comprensión por parte de los artistas de los alcances de un certamen de esta índole en el sistema global del arte.”

El resultado de esta apreciación fue que las obras seleccionadas tuvieron en común un sustrato conceptual, con características fomales basadas en la pulcritud y la limpieza. Los autores, cinco hombres y una mujer, están todos inmersos en una práctica estética globalizada que pareciera dejar de lado sabores y texturas mas locales.

Videos, objetos y textos aunados a un montaje que privilegia el diseño y la elegancia redondean una muestra que luce harto profesional y muy fría.

La decisión del jurado y sus declaraciones sacaron roncha. Ahora mismo es difícil predecir las repercusiones que esta “jalada” de orejas va a tener entre los artistas y los educadores.



Especiales

Especial: Responsabilidad social empresarial

Especial: Responsabilidad social empresarial

Especial: Motores

Especial:

Media Kit | Suscripciones | Contacto

© 2007 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede
ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la
autorización previa y por escrito de El Financiero.