Disminuir tamaño letra Aumentar tamaño letra Ir al Index  

Finanzas # 642

Ahorro vuela al extranjero

Inversión de fondos en títulos internacionales se triplicó en menos de dos años

El Financiero

Augusto Ramírez /ef

Esteban Ramírez Castro

Comprar bonos de Toyota Motor Credit, brazo financiero del fabricante de vehículos Toyota, dejó de ser un asunto reservado para unos cuantos inversionistas locales de saco y corbata.

Ese y muchos otros instrumentos están anotados en el itinerario que han seguido millones de dólares, propiedad de los trabajadores e inversionistas de todos los estratos que ahorran en productos de inversión colectiva.

Para saber si es parte del éxodo hacia el mercado extranjero basta que el afiliado de alguna de las ocho operadoras de pensiones complementarias (OPC) revise si su estado de cuenta registra inversiones en el extranjero.

Como todo, esa moneda tiene dos caras. Una de ellas sugiere la mejor diversificación de los portafolios, la mayor oferta de opciones de inversión y la existencia de inversionistas que de manera voluntaria –o por cuenta de un tercero– encontraron nuevos destinos para su dinero.

También queda el sinsabor de un flujo de ahorro creciente que se transforma en financiamiento para empresas del extranjero, del cual no han logrado beneficiarse las empresas locales

Menos del 1% de los activos de los fondos de inversión corresponde a deuda o acciones de firmas privadas no financieras; en los fondos de pensión dicha proporción sube a 6%.

Mientras tanto, en los últimos dos años, la cuenta donde se registran los títulos extranjeros de los fondos de pensión y de inversión se triplicó hasta los ¢800 millones.

El viaje apenas comienza

La respuesta a la globalización del ahorro colectivo yace en varios lugares. Uno de ellos es el reglamento de inversiones de las OPC, que les obliga a disminuir su participación en títulos del sector público costarricense y mejora la visa para salir al extranjero.

Otro estímulo para soltar amarras es la escasez de emisiones locales, tanto del sector público como privado. En contraposición, el mercado de valores externo ofrece abundante papel, de mejor calidad y con rendimientos competitivos.

El Financiero

Javier Sancho, gerente de BAC San José OPC, ve con buenos ojos la mayor participación en otros destinos fuera de Costa Rica. “Es positivo porque se diversifica el riesgo país y nos permite entrar en más industrias, muy diferentes a las que se ven aquí”, señaló.

Por el momento, las OPC pueden colocar hasta el 30% de los recursos del Régimen Obligatorio de Pensiones en valores extranjeros. No obstante, este límite artificial aumentará de manera progresiva hasta llegar a 50%, en el 2009.

Aunque el crecimiento en las inversiones extranjeras lo explica en buena parte el empuje de las pensiones privadas, los fondos de inversión tampoco se quedan atrás: el sector externo se deja la cuarta parte del valor de su cartera de activos financieros.

En una primera etapa, los administradores de fondos de inversión llevaron a sus clientes a un destino seguro y conocido: las letras del Tesoro de Estados Unidos. Luego, con el pasar de los meses, los bonos de empresas privadas ganaron peso en los más de $530 millones que las sociedades manejan en plazas foráneas.

Imposible dejar por fuera la reciente explosión de fondos de inversión con nombres que remiten a instrumentos más complejos y que prometen aumentar el flujo de inversiones hacia los mercados externos.

En las últimas dos semanas la Superintendencia General de Valores (Sugeval) autorizó varios productos de corte internacional para administradoras como SAMA SFI, Aldesa SAFI, Multifondos y BN SAFI.

Así es que vienen más fondos que comprarán títulos en euros, notas estructuradas –instrumento cuyo retorno va ligado a un índice o activo– y participaciones de fondos internacionales.

Ahorro con alas

Que los fondos colectivos crucen la frontera como parte de un proceso natural de diversificación del riesgo es normal. También lo es el hecho de que un país cuente con el ahorro interno para potenciar su desarrollo.

Valentín Fonseca, vicepresidente de Negocios de la firma Finanzas Estructuradas, concuerda en que estos recursos podrían ser muy útiles para financiar el crecimiento del país.

La falta de organización financiera y la compleja regulación para hacer oferta pública de valores son algunos escollos que entorpecen el acceso de las empresas a estos recursos, detalló este especialista.

Andrés Víquez, gerente del puesto de bolsa Aldesa, está en el bando de los que considera que en el corto plazo la escasez de emisiones locales persistirá, pese a que el crecimiento de la economía y las bajas tasas de interés ofrecen un clima propicio para el financiamiento bursátil.

Lo que es un hecho es que si las empresas están cerradas al mercado, los inversionistas y gestores no lo están a la exploración de nuevos títulos. Y como señaló Víquez, muchos parecen anuentes a escuchar sobre bonos y acciones extranjeras.

Imprimir Enviar

... ver más
El Financiero
Izquierda 1 foto(s) Derecha
El Financiero
En Portada

Centroamérica acelera la apertura comercial

En los últimos 12 años, Centroamérica corrió en la tendencia de abrir sus mercados al comercio y acumuló 21 tratados vigentes con 8 socios extrarregionales, y tiene 11 en proceso.

Más Información

El Financiero
Tecnología

BN ofrecerá banca móvil

El Banco Nacional (BN) empezará a ofrecer servicios de consulta, transferencias y pago de servicios públicos mediante los celulares a principios del próximo año.

Más Información

El Financiero
Entrevista

Al ritmo del cambio tecnológico

Una hora después de haber abierto por primera vez sus puertas ya habían vendido ¢6 millones. A la mañana siguiente y sin haber lanzado una campaña publicitaria, varios clientes esperaban la hora de apertura. Incluso hubo quien dejó su lista de regalos de boda ese día.

Más Información

El Financiero


Especiales

Especial: Responsabilidad social empresarial

Especial: Responsabilidad social empresarial

Especial: Motores

Especial:

Media Kit | Suscripciones | Contacto

© 2007 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede
ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la
autorización previa y por escrito de El Financiero.