Disminuir tamaño letra Aumentar tamaño letra Ir al Index  

Estilos de Vida # 687

VINOS

Los más caros de la historia

Un australiano y otro francés alcanzaron precios increíbles

El Financiero
Este borgoña de 125 años sigue en el Hotel Graycliff de Nassau... por aquello.

Jupiterimages.com /para EF

Juan Pablo Ferrari Saavedra

No hace mucho me enteré de cuáles habían sido –y por ahora aún son– los vinos más caros de la historia. Uno subastado y el otro ofrecido en un restaurante.

El primero es un australiano de nombre Penfold’s Grange de la añada 1951 y cuyo precio fue $37.000 la botella. El segundo, un francés de nombre Romanée-Conti 1875 y que se vendió en un restaurante en la increíble suma de $75.000.

Una casa de subastas de Australia consiguió un verdadero récord Guinness por la botella de la añada inaugural del Penfold’s Grange, que es desde hace casi medio siglo el vino más prestigioso de ese país.

Ahora bien, obviamente no se compró por su calidad, sino para conservarlo como un trofeo histórico.

De hecho, para algunos críticos, la añada 1951 no es de las mejores (un syrah , con algo de cabernet sauvignon ) pero sí que es la más rara y marca el inicio de la producción de vinos de calidad en Australia.

Al parecer Max Schubert, el enólogo de Penfold’s, hizo el vino en secreto y en contra de la voluntad de la bodega, hasta que esta terminó comercializándolo.

El más caro de todos

Pocos días antes de la subasta australiana, el periodista Joshua White informaba en el sitio de la revistaDecanter en Internet, que había encontrado la botella más cara en un restaurante en la isla de Nassau en Bahamas, y que tratándose de un Romanée-Conti de 1875, merecía su precio. Nada más y nada menos que $75.000.

Desde luego que el Graycliff Hotel en Nassau es un sitio histórico, muy exclusivo y caro, con tan solo 14 habitaciones.

El legendario borgoña fue comprado al afamado comerciante de vinos británicos Whitwhams, transportado en avión en perfectas condiciones y mantenido desde entonces en una bodega con aire acondicionado a una temperatura (14ºC) y una humedad invariables.

El propietario del Graycliff, Enrico Garzaroli, opina que se trata de la última botella de Romanée-Conti de 1875 que existe en el mundo.

Algunos expertos dicen sin embargo que parece una estupidez gastarse esa fortuna para beber el vino en el Trópico, donde se suele comer al aire libre y donde el clima transforma de inmediato el aroma y el sabor.

Pero Steven Spurrier, columnista deDecanter y miembro de la Academia Internacional del Vino, dice que por ese precio hay pocos vinos que pueden merecer la pena, y de ellos uno es el Romanée-Conti centenario.

Pero además Garzaroli deja bien claro que este vino no es la única rareza de su carta y que no las tiene solo para impresionar, sino para venderlas. “Una semana un estadounidense vino a cenar cuatro veces y se gastó –en vino– algo así como medio millón de dólares”.

Imprimir Enviar

... ver más
El Financiero
El comprador del Penfold’s Grange de 1951 se llama John Manetti.

Jupiterimages.com /para EF
Izquierda 1 foto(s) Derecha
El Financiero
En Portada

Crisis financiera: Oiga a los expertos

¿Qué hacer ante el recrudecimiento de la crisis financiera en Estados Unidos?

Más Información



Media Kit | Suscripciones | Contacto

© 2008 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede
ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la
autorización previa y por escrito de El Financiero.