Disminuir tamaño letra Aumentar tamaño letra Ir al Index  

Opinión

Artículos Edición # 690

Una esperada apertura

Hace apenas algunas semanas el 30 de junio del 2008, se publicó la Ley Nº 8642 ( Ley general de telecomunicaciones ), mediante la que se estableció el marco regulatorio para el uso y explotación de las redes y la prestación de los servicios de telecomunicaciones en el país.
Más Información


Responsables de la crisis

Don Kevin, 14 meses después

No todo desarrollo es turismo

Lo bueno y lo malo de los tres

Araya, Berrocal y Chinchilla

Otras Voces

Imprimir Enviar

ENFOQUES

El lobo enseña las orejas

Constantino Urcuyo

Hace más de un año analicé el nuevo gobierno de Daniel Ortega y titulé mi artículo: “Daniel, ni lobo, ni oveja”.

Con la Guerra Fría atrás, el tema geopolítico perdía relevancia, pero no quise darle credenciales democráticas al guerrillero.

Hace unas semanas escuché a Sergio Ramírez, nada sospechoso de ser agente de la CIA, y me impresionó su descripción del autoritaritarismo en Nicaragua.

Ortega ha tomado el aparato judicial utilizando a los antiguos miembros de la seguridad del Estado hoy reciclados como jueces, magistrados y fiscales; la justicia está al servicio del Gobierno.

El lobo saca sus orejas tras la piel de oveja.

No hay peor dictadura que la disfrazada con ropajes de derecho y esto pasa en Nicaragua, donde se hostiga a los opositores utilizando el aparato legal orteguista.

Se ha querido doblegar a Carlos Fernando Chamorro, periodista valiente, acusándolo de lavador de dinero y de mil cosas más.

Fiscalía, jueces, policía en persecución descarada contra un hombre honesto y profesionalmente intachable.

La persecución contra el exdirector de Barricada, órgano oficial del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), coincide con los juicios contra el poeta Ernesto Cardenal y la ilegalización de partidos.

El operativo autoritario para guardarse el poder está en marcha, disfrazados de legalidad los orteguistas pretenden ahogar toda oposición verdadera.

Carlos Fernando es incómodo, su programa de televisión y su revista Confidencial definen la agenda. No lo callarán, es como su padre, Pedro Joaquín Chamorro, defensor de las libertades públicas, enemigo de la dictadura y tiene el carácter de su madre, Violeta Barrios, tolerante, pero defensora de la democracia y unificadora de la familia nicaragüense.

Con esos antecedentes y su capital combativo propio, no lograrán que Chamorro se agache. Desde aquí nuestra solidaridad.



Media Kit | Suscripciones | Contacto

© 2008 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede
ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la
autorización previa y por escrito de El Financiero.