Economía y Política
Compartir Enviar Imprimir Comentar RSS
El Financiero
La ruta del banano. Entre los productos certificados como orgánicos, el banano es el líder, con casi un 90% del valor. En esta actividad, la Universidad Earth ha sido pionera.
Earth para EF

Exportaciones verdes van por más mercados

Crecen pese a caída en ventas externas

Las exportaciones verdes de Costa Rica se vislumbran como una apuesta que deberá empezar a madurar en el 2010, apuntando a mercados en Europa e incluso Centroamérica.

La medición de esta actividad se torna compleja por la falta de datos específicos, perdidos entre partidas arancelarias que aún no distinguen claramente este concepto y la ausencia de certificaciones en esa dirección en el país.

Sin embargo, los indicios sugieren un aumento: solo en las exportaciones de 13 productos identificados explícitamente como orgánicos hubo un aumento de un 4,6% del 2008 al 2009, en el periodo de enero a octubre.

No suena impactante, pero si se considera que en ese mismo periodo el valor de las exportaciones del país cayó un 11,3%, se puede dimensionar este desempeño.

Además, hay que considerar que las exportaciones verdes son mucho más que productos orgánicos. “Pueden ser productos ambientales, o convencionales, incluso un auto, que se elabora con procesos limpios, como uso eficiente de agua, desechos que no dañan el ambiente”, expresó Emmanuel Hess, gerente de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).

Hess destacó que Costa Rica pretende convertirse en un líder en esta doble vía, por su imagen de país protector de la naturaleza. “Como país pequeño, nuestro enfoque es diferenciarnos, y el mundo se dirige a este concepto”, dijo.

Sin embargo, aunque las autoridades esperan empezar a dar pasos significativos en los próximos meses, la realidad es que todavía quedan grandes trechos por recorrer.

El futuro es orgánico

En lo que no pareciera existir duda es en la importancia de tomar esta dirección para el comercio exterior.

“Son tendencias de los mercados internacionales, que tarde o temprano también se presentarán en Centroamérica”, comentó Elizabeth Duerr, asesora de comercio externo y ambiente de la Cámara de Industrias.

En la actualidad, el tamaño es relativamente pequeño: según Duerr, se calcula que aproximadamente oscila de un 1% a un 7% de los alimentos.

Pero no hay que descuidarse, porque las tendencias apuntan a un crecimiento exponencial: en los próximos años deberá llegar a un 10%, además de asistir al crecimiento de mercados como la muebles, textiles, productos de limpieza y cuidado personal, y campos como línea blanca, comunicaciones y transporte.

En el caso de Costa Rica, las exportaciones orgánicas todavía están en pañales: han pasado de un 0,23% del total, a un 0,27%.

Sin embargo, debe considerarse tanto la carencia de datos confiables en la materia, así como la ausencia de certificaciones que ayude a que las empresas interesadas en la materia puedan tener su carta de presentación.

10%

Porcentaje que alcanzarán en próximos años las exportaciones verdes, dentro de los alimentos.

4,6%

Crecimiento de exportaciones orgánicas de Costa Rica, del 2008 al 2009 (enero-octubre).

Tanto Procomer como la Cámara de Industrias, interesados en espolear este concepto, admiten que se debe avanzar en estos dos aspectos. “Lo solicitamos al Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (Inteco) que creara un sello verde”, comentó Hess. Es parte de la atiborrada agenda del país en este campo”.

Entretanto, el sector productivo camina por su cuenta. Hay empresas que van desde productos de limpieza, como Florex, a asesorías para ahorro energético, como Solar Business Technology.

El futuro es ahora

Percy Venegas, presidente de Solar Business Technology, comentó que el concepto de exportaciones verdes no es nuevo, particularmente en países como Costa Rica donde el desarrollo se vinculó a la biodiversidad.

“Lo que es nuevo es el descubrimiento de la oportunidad de negocios: los grupos de interés tanto en la oferta como del capital están empezando a entender el impacto de la responsabilidad corporativa, social y ambiental, en sus balances financieros”, expresó.

Venegas mencionó que el 80% de su cartera en agroindustria corresponde a clientes especializados en productos verdes, que aumentaron considerablemente desde el año anterior, debido al endurecimiento de regulaciones internacionales, la oportunidad de revalorizar desechos al usarlos en biodigestores y nuevas opciones para exportar frutas.

Esto se traduce en dos efectos, menos gastos y más mercados. “Los usuarios perciben ventajas no solo por el ahorro de energía, sino por beneficios ambientales y sociales, que les dan accesos a mercados exclusivos”, resaltó Venegas.

Las opciones van más allá de pasaporte para mercados selectivos como los europeos.

Silvia Chaves, vicepresidenta de Florex, destacó que para el próximo año esperan concretar la exportación de productos amigables con el ambiente en Guatemala, Panamá y República Dominicana.

“La idea es muy nueva y consideramos que somos pioneros en Costa Rica, consiste en incorporar el concepto de carbono neutral, prácticas amigables con el ambiente y certificar planta y procesos de producción. No se trata de vender productos biodegradables, sino el concepto de amigables con el ambiente”, explicó Chaves.

La vicepresidenta de Florex acotó que en la actualidad el mercado verde es pequeño y presenta un costo de introducción alto, pero destacó que se trata de una tendencia irreversible.

Son solo dos ejemplos de esta tendencia, que en los próximos meses debería enfrentar el reto de lograr una mayor visibilidad en su comportamiento, y proyectarse mejor.

En la actualidad, queda la sensación de que es una estrategia para proyectar mejor un segmento pequeño de las exportaciones. A mediano plazo, podría ser la estrategia exportadora.

Brújula verde

La ruta a las exportaciones verdes tiene diversos caminos:

Camino a la feria: Costa Rica participará en la feria de alimentos orgánicos Biofach, en Nuremberg, en febrero. Van cuatro empresas.

Certificar como norte: Procomer solicitó a Inteco desarrollar un sello verde para certificar internacionalmente las exportaciones.

Cazar inversión: En abril se realizará el evento “Costa Rica invesment world”, donde se promoverá al país para inversiones verdes.

Unir a los verdes: Para mediados del 2010, se explorará la creación de un consorcio de productores orgánicos.

Fuente Procomer.

Bookmark and Share Enviar Imprimir Comentar RSS
INFORMACIÓN RELACIONADA
mediakit
©2009 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito del medio. Escríbanos a editor@elfinancierocr.com