Tecnología
Compartir Enviar Imprimir Comentar RSS
El Financiero
Michael Forrest, gerente de Intel Costa Rica, recalcó que se requiere elevar la competitividad del país para aprovechar las oportunidades de inversión.

FrANK GUEVARA /PARA EF

Intel Costa Rica con nuevo rol

Gerente dijo que planta en el país será vital para nuevos productos de la firma

A Michael Forrest, el gerente general de Intel Costa Rica desde hace siete meses, le corresponde conducir la planta ubicada en San Antonio de Belén, en medio de la crisis global y reconfigurarla para el desarrollo de nuevos productos.

Entre estos figuran productos para servidores, computadoras y dispositivos móviles, y dentro de ellos el nuevo chip de 32 nanómetros –más pequeño que la punta de un alfiler– cuyo lanzamiento será al final del 2009.

La comercialización de este chip saldrá cinco años antes de lo esperado, según la revista PC World , y su lanzamiento producirá un gran impacto en la manera como se fabrican y se usan todos esos equipos para el trabajo, el estudio, el entretenimiento, los juegos electrónicos y el acceso a Internet.

“El nuevo chip promete ser un hito en la revolución tecnológica”, dijo Forrest. “Intel Costa Rica desempeñará un papel vital en la producción de algunos de estos productos”.

Forrest es el sexto gerente de esta planta, luego de Cesar Quiason, Rick Paulson, Pat Raburn, Bill Abraham y Mohsen Fazlian.

Nuevos motores

La planta local es conocida por la fabricación de procesadores para servidores pues nueve de cada diez de estos equipos en el mundo son fabricados aquí.

También manufactura procesadores y chipsets (comunican los componentes de los equipos) para computadoras de escritorio y luego extendió sus actividades a servicios.

Hace dos años, 600 de sus ingenieros participaron en la creación del procesador Penryn de 45 nanómetros, de gran impacto en la industria, y en el 2008 Intel Costa Rica lanzó dos procesadores de nueva generación para desktop y dos chipset para dispositivos de Internet de bolsillo.

Aún se desconoce el impacto de los nuevos productos, en especial del chip de 32 nanómetros. “Ayudará en el futuro”, dijo Forrest. “No sabemos cuánto”.

87

millones de chips y chipsets vendió Intel Costa Rica en 2008; 23 millones menos que en 2007.

20%

Caída de ventas de Intel Corp. en último trimestre del 2008, la primera desde el 2006.

Él es oriundo de Texas, donde su padre trabajaba en la industria de semiconductores. Creció en California y entró a Intel a los 18 años, antes de graduarse como ingeniero mecánico. Ahí ha laborado en las instalaciones de Nuevo México, Japón y Arizona a cargo de diferentes equipos de trabajo y departamentos de ingeniería y calidad.

Su traslado a la planta de Costa Rica se dio con la crisis depuntando a nivel global y en la víspera de que Intel cerrara cinco “viejas fábricas” en Malasia, Filipinas y Estados Unidos.

“He vivido varias crisis”, dijo. “No sabemos el resultado de la crisis actual ni cuánto durará”.

Para el caso de Costa Rica, Forrest recalcó que se requiere elevar la competitividad del país (en energía y telecomunicaciones, trámites, infraestructura y, en especial, en los incentivos de zona franca) para aprovechar las oportunidades de inversión cuando pase la recesión global.

Ya en el 2006, Intel invirtió $1.000 millones en una planta en Vietnam. En aquella oportunidad, la firma explicó que la falta de definición en Costa Rica sobre las zonas francas impidió traer esa operación acá.

Ahora el impacto de la baja demanda global de equipos se sintió con la caída de las exportaciones de componentes, en especial al final del 2008, pese al mayor crecimiento en las partes de computadoras sobre los circuitos integrados.

La amortiguación del golpe podría provenir de los nuevos productos, incluyendo chips para dispositivos móviles.

Una muestra de esto es que los ingresos de la misma Intel Corp. crecieron 7% en el “grupo de movilidad”, mientras caían las ventas corporativas y de sistemas empresariales (2% y 3%, respectivamente).

La tendencia no variaría en el futuro próximo. IDC, firma de estudios del mercado tecnológico, anticipó que en el 2009 la venta de servidores y la de computadoras caería un 5%.

Sin embargo, en equipos y dispositivos portátiles –en particular las pequeñas o netbook con precios de $300 a $500– se espera “un rápido crecimiento”.

Este es un eje de Intel. “Antes solo eran las computadoras de escritorio”, dijo Forrest. “Ahora se requiere acceso en cualquier momento y en cualquier lugar por medio de las portátiles. En eso nos fijamos para brindar soluciones a la gente”.

Aporte de los ticos

Intel Costa Rica cuenta con varias operaciones a nivel local:

1

Manufactura: Fabrica 20 tipos y 200 modelos de procesadores y chipset .

2

Variedad: Esos productos se dirigen a procesadores, computadoras y equipos móviles.

3

Dinamismo: Cantidad de productos es similar desde 2006, varían según tecnología.

4

Servicios: Recursos humanos (América Latina) y tecnologías y servicios (global).

5

Empleo: 3.200 empleados, de los que 2.300 son en manufactura y 900 en servicios.

Fuente Intel Costa Rica.

Bookmark and Share Enviar Imprimir Comentar RSS
MULTIMEDIA más
dele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliar
INFORMACIÓN RELACIONADA
©2009 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de El Financiero. Escríbanos a editor@elfinancierocr.com