Economía y Política
Compartir Enviar Imprimir Comentar RSS
El Financiero

Jorge Arce /EF

Francisco Morales

Tres años sin avance en política laboral

Jerarca asegura que hay logros; tareas están aplazadas

Ministro de Trabajo

Abogado y politólogo

El empleo fue anunciado como una prioridad del presidente Óscar Arias en campaña. Si quedaban dudas sobre su protagonismo, la crisis lo convirtió en actor estelar. Sin embargo, la política laboral acumula tres años de atraso por tareas aplazadas.

Los compromisos asumidos ante la Organización Internacional de Trabajo (OIT) ese año están en borrador, al igual que la Política Nacional de Empleo que debía definirse desde el 2006.

Ni siquiera hay avances en las reformas legales laborales, a pesar de que se incluyó un par en el Plan Escudo, anunciado en enero del 2009 como estrategia urgente ante la crisis. El panorama legislativo se complica con el choque de estas iniciativas y el fuero sindical, que va en dirección contraria.

¿Falta liderazgo del Ministro de Trabajo?

Francisco Morales lo rechaza, aunque admite que hay temas pendientes, y en su defensa alega que se han logrado avances en programas puntuales, a los que diferencia de programas sociales con intenciones similares y menores resultados, o declaraciones internacionales que no pasan de las buenas intenciones.

Eso sí, admite que hay otra deuda: Aumentar los recursos de esos tres programas estrellas, de los ¢6.000 millones actuales a por lo menos ¢60.000 millones para futuras administraciones.

¿En cuánto podría aumentar el desempleo?

Es dífícil saberlo... no hay suficiente información, pero con lo que tenemos creo que no pasaremos del 8%, un 8,3% como techo.

En esta coyuntura, algunos reclaman que el Ministerio de Trabajo no muestra liderazgo.

Recuerde que el Ministerio de Trabajo no crea empleo, ni en Costa Rica ni en ninguna parte del mundo; el empleo se crea por las políticas económicas y sociales del Gobierno.

“Recalco que tenemos tres años de paz laboral, no hubo huelgas, y mantenemos lo que dijo el presidente Arias en campaña, que los problemas del país son tres: empleo, empleo y empleo.

“Ahora, hemos hecho cosas puntuales. Tenemos el Programa Nacional de Empleo, lo recibimos con ¢500 millones y lo llevamos a ¢1.500 millones, beneficiando a 3.500 personas cada año con salarios de tres a seis meses por realizar obras comunales; el Programa Nacional de Micro y Pequeña Empresa, que prestó más de ¢2.000 millones a microempresarios, y ya tiene seis meses el Programa para los jóvenes (Projoven), que fomentará la cultura empresarial. Pero quiero aumentar sus recursos”.

¿No tienen lo suficiente?

En vez de ¢2.000 millones cada uno, deberían manejar ¢20.000 millones. Invitaría, con todo respeto, que se haga un estudio de otras instituciones del sector social, con orientación similar y de pronto con más recursos.

¿Qué pasó con el Plan Nacional de Empleo? ¿Era para el 2007?

Cuando llegamos, asumimos el plan del Gobierno anterior, pactado en el Consejo Superior de Trabajo, le incorporamos elementos nuevos y ya tenemos un segundo borrador, pero tuvimos problemas porque con el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos se interrumpió el proceso y luego se nos complicó porque tenemos el compromiso con la OIT de hacer el Programa para el Trabajo Decente, donde al final se presentaron objeciones de los empresarios. Debemos solucionar ese impasse y pasar al Plan.

¿Quedará para el próximo gobierno?

Sí lo sacamos nosotros, creemos que en seis meses. Vea, hay contenidos del Plan que ya estamos elaborando, como el Projoven. Todos, la OIT, el Banco Mundial, hablan de preocupación por el empleo para jóvenes, pero no pasan de mamotretos o folletos, de gráficos y datos, dicho con todo respeto. Hay muy pocas acciones concretas, y nosotros ya tenemos acciones modestas, pero concretas.

También se anunció un plan para rescatar el empleo dentro del Plan Escudo y no se ven avances en este campo.

Costa Rica es de los pocos países que han presentado iniciativas transitorias, para ayudar a los empresarios, que hacen grandes esfuerzos por no despedir.

“He ido tres veces a la Asamblea para apoyar el proyecto de flexibilización laboral, pero hay que cambiar el término por nuevas modalidades de organización del trabajo, porque la flexibilización ya se estigmatizó, como el comunismo en el siglo pasado”.

¿Tienen viabilidad estas reformas? ¿Las van a impulsar?

Están trabadas, pero la realidad se va a imponer. He pedido a la Asamblea que lleve empresas que han tenido experiencias de estas, pero recordando que no podemos explotar a los trabajadores, que tienen derechos irrenunciables. Y voy a otro tema, soy ferviente partidario del teletrabajo.

¿Se tiene alguna decisión para dar un paso más allá del plan piloto en teletrabajo?

Una comisión evalúa los avances de las instituciones y los cambios que se deben introducir a la ley. Hay muchos vacíos, tan pronto los tengamos los vamos a enviar a la Asamblea.

¿Temen que estos proyectos de flexibilización se polaricen con otros, como el del fuero sindical?

El presidente Arias dijo que gobernar es generar confianza. Pero es un tema mundial, en la reunión de la OIT surgió una especie de contradicción, entre cómo proteger al trabajador y cómo facilitar a la inversión la velocidad que implica la competitividad. Es el equilibrio que hay que buscar.

Hay diputados que alegan que usted impulsó el proyecto de fuero sindical.

Vamos a aclarar, es importante. Ese proyecto surgió del proceso de concertación (gobierno de Miguel Ángel Rodríguez), y la OIT lo vio con simpatía. En la administración de Abel Pacheco surgieron un conjunto de reformas procesales laborales, que se incluyeron en otro expediente. Cuando nosotros llegamos al Gobierno y nos enteramos de la acusación en la OIT contra Costa Rica, solicitamos la visita de una comisión de alto nivel de la OIT, que vino en octubre del 2006. Ante ella acordamos crear una comisión mixta en la Asamblea, para tramitar la reforma procesal, pero no se creó.

“Esto es un tema delicado por las negociaciones comerciales con la Unión Europea, por eso solicitamos a la Asamblea de manera urgente que ponga a funcionar esa comisión mixta”.

¿Tienen algún plazo para ponerse al día?

Sí tenemos plazo. Debemos presentar un cronograma, por eso es urgente instalar la comisión, ahí puede abrirse el debate. Estoy empeñado en resolverle al próximo ministro por lo menos el 50% del cumplimiento de esto, en los 11 meses que quedan.

“No es un tema del gobierno de Arias, ni del Ministro, sino del prestigio de Costa Rica”.

Bookmark and Share Enviar Imprimir Comentar RSS
INFORMACIÓN RELACIONADA
mediakit
©2009 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito del medio. Escríbanos a editor@elfinancierocr.com