Istmo
Compartir Enviar Imprimir Comentar RSS
El Financiero
El Gobierno de Manuel Zelaya, siguió la ruta de su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa, que también repatrió $1.200 millones de depósitos externos.

archivo /EF

Repatrian ahorro del exterior

Honduras. Unos $488 millones

Eduardo López García

*Corresponsal en Tegucigalpa.

Siguiendo los pasos de Ecuador, el Banco Central de Honduras (BCH) decidió repatriar casi la totalidad de los depósitos invertidos en los bancos en el exterior.

Honduras se convierte así en el primer país en Centroamérica en decidirse por la repatriación de ahorros, cuyo objetivo es dinamizar la economía frente a la actual crisis global.

La medida reduce de forma gradual de 24% a 2% la obligación de tener depósitos en moneda extranjera invertidos fuera de Honduras.

Daniel Figueroa, comisionado de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), explicó que “la tendencia de los depósitos o inversiones obligatorias (del Estado y de los hondureños) en el exterior es a la disminución, al pasar de manera gradual de un 24% a un 8% a partir de junio de 2009”.

Añadió que de tal requerimiento, “un 6% deberá depositarse en el Banco Central de Honduras y 2% en instituciones del exterior de primer orden”.

Esta medida, equivalente a una disminución de 16 puntos porcentuales, “favorece la disponibilidad de recursos en moneda extrajera que pueden ser destinados al crédito por parte del sistema financiero”, precisó.

Créditos crecen menos

$2.037

millones fueron los depósitos en moneda extranjera durante el primer trimestre del año.

En general, el crecimiento en los depósitos y cartera de créditos en Honduras ha sido menor en el presente año.

En lo que respecta a las operaciones en moneda extranjera, estas mantienen un nivel de participación similar al año anterior con respecto al total de la cartera cercana al 30%.

Según el informe de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), al primer trimestre del año el sistema bancario hondureño reportó unos $2.037 millones en depósitos en moneda extranjera, de los cuales unos $488 millones (24%) se encuentran en depósitos en el exterior.

La dirigencia bancaria hondureña no ha manifestado opiniones públicas, pero hay una contracción del crédito en los últimos meses y analistas como Rafael Flores, del Foro Social de la Deuada Externa de Honduras (Fosdeh), estiman que la medida provocará inquietud en la banca.

Más medidas para el sector

Además de la repatriación de ahorros, Honduras aprobó medidas adicionales para el sector financiero, que incluyen una mayor capitalización, mantener reservas o provisiones de los créditos o inversiones que manejen e incluso sobre la repartición de dividendos.

“Aquellos bancos que presentan insuficiencias en las reservas para sus activos, o cuyo capital es menor de acuerdo con las regulaciones, no pueden distribuir dividendos a sus accionistas, y tampoco pueden otorgar bonificaciones o ningún otro beneficio a sus administradores, principales funcionarios y empleados”, dijo Daniel Figueroa, de la CNSB.

Desde finales del 2008, estas medidas se han tornado más estrictas, y la Comisión Nacional de Bancos sostiene que la cobertura de los riesgos en cartera e inversiones, aunque porcentualmente un poco menor a años anteriores, se considera favorable.

Para el banquero Jorge Bueso Arias, las regulaciones estatales son una intromisión a la acción privada de la banca y aunque rechaza que teman una nacionalización bancaria, advirtió que “los bancos no pueden arriesgar dinero del público en una economía en desaceleración”.

Bookmark and Share Enviar Imprimir Comentar RSS
INFORMACIÓN RELACIONADA
mediakit
©2009 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito del medio. Escríbanos a editor@elfinancierocr.com