Economía y Política
Compartir Enviar Imprimir Comentar RSS
El Financiero
Empiece de inmediato. La falta de pago es la principal causa para iniciar un proceso de desahucio, que puede durar entre seis meses y tres años.

Jorge Arce archivo gn /Para EF

Un desahucio acorde a la ley

Si el arrendatario se esconde, le puede notificar con notario o correo certificado

Con los tiempos económicos difíciles que corren puede ocurrir que quien alquila su casa, apartamento, oficina o local comercial deje de pagar la renta. En estos casos deberá iniciar un proceso de desahucio y le conviene tomar en cuenta lo siguiente.

La falta de pago es una de las causales tipificadas por la Ley general de arrendamientos urbanos y suburbanos para iniciar un proceso de este tipo, y, de acuerdo con el juez Ronny Durán, del Juzgado Cuarto de Menor Cuantía de San José, una de las razones más frecuentes por las que inician estos procesos.

Una vez que un inquilino omite el pago en la fecha indicada, la ley le da un máximo de siete días naturales para honrar la deuda. Si no paga, para evidenciar que se actúa de buena fe, se recomienda hacer una solicitud formal por escrito al arrendante donde se le informe que debe salir y pagar lo que debe.

Si por esa vía extrajudicial no hay respuesta, lo que procede es, ahora sí, iniciar el proceso de desahucio ante el juzgado competente según el territorio.

Eso sí, tenga claro que no es imprescindible hacer esa advertencia de buena fe al arrendatario para recurrir a la vía judicial e iniciar el proceso de desahucio.

Aumentan casos

Según datos del juez Durán, hasta el 25 de febrero de este año se habían presentado en su juzgado 15 procesos de desahucio. Así, en menos de dos meses ya se ha cubierto el 26% de los 52 procesos iniciados en el 2008.

Tome en cuenta que el arrendatario también está obligado, salvo acuerdo contractual en contrario, al pago de servicios públicos de acueductos, alcantarillado sanitario u otros servicios que originan el uso del inmueble, advirtió la abogada Anaclara Vargas, de BDS Asesores.

“Los mismos principios legales se aplican para arrendamientos de bienes inmuebles, en cualquier lugar y se destinen a la vivienda o al ejercicio de una actividad comercial, industrial, artesanal, profesional, técnica, asistencial, cultural , docente, recreativa, o actividades y servicios públicos”, aseguró Vargas.

Otros motivos que justifican el desahucio, según la ley, son la expiración del plazo de arrendamiento; si hay usufructuarios o fiduciarios, cuando expira ese derecho; cuando el dueño de la vivienda la necesita para uso propio o de familiares, o para iniciar una construcción.

No tolere la impuntualidad

Vargas aconsejó a los arrendantes no tolerar recurrentes pagos fuera de la fecha debida, pues el arrendatario puede alegar esa permisividad para justificar con un juez el atraso en el pago.

Si esos pagos de la renta fuera de fecha ya se han permitido, una forma válida de cortar con ese “periodo de tolerancia” –como le llaman los abogados–, es expresarlo de forma escrita al arrendatario. Puede ser por medio de una carta que se le solicita puntualidad, y si es necesario con la constancia de entrega de un notario.

Tips para notificar

El hecho de que el inquilino moroso se esconda no es obstáculo para que notificar el inicio de un proceso.

“Según la nuevaLey de notificaciones se puede notificar en el domicilio (acordado en el contrato). A falta de este se puede hacer por medio de notario, correo certificado, e incluso con un vecino”, dijo el abogado Edgar Solís, del bufete Arias y Muñoz.

Si aún así no es posible notificar al inquilino, se puede nombrar un curador procesal que asuma su defensa.

Los procesos de desahucios deben tardar seis meses, según la doctrina, pero en la práctica se extienden hasta tres años. Si tiene que pasar por esto, mejor empiece cuanto antes para no perder tiempo y dinero.

Bookmark and Share Enviar Imprimir Comentar RSS
INFORMACIÓN RELACIONADA
©2009 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de El Financiero. Escríbanos a editor@elfinancierocr.com

certifica

mediakit