Negocios
Compartir Enviar Imprimir Comentar RSS
El Financiero
Internacional. La presencia en otros países fue uno de los principales atractivos a la hora de vender Esco. La sucursal de Panamá participó en el proyecto de construcción del Museo de la Biodiversidad en ese país.
Esco Para EF

Multinacional Harsco compró Esco

Corporación estadounidense utilizará Costa Rica como sede para su expansión en Latinoamérica

Harsco es una empresa multinacional de servicios para la industria que tiene poca presencia en Latinoamérica, solo está en Chile, México y Perú. Para mejorar esa posición, decidió que la mejor forma de hacerlo era por medio de una adquisición de otra compañía que ya tuviera expansión regional.

Por eso, el pasado 10 de octubre esta empresa de origen estadounidense anunció la adquisición de la firma nacional Esco, que utilizará como catapulta para llegar a varios países, especialmente en el Caribe y Suramérica.

Esco se dedica a los servicios para la construcción, entre los que están alquiler de equipo para esa actividad.

Por su parte, Harsco es una compañía con varias divisiones, todas orientadas a los servicios para industrias. Incluso antes, la firma era proveedora de Esco.

Al igual que otras empresas costarricenses que han sido vendidas, esta será utilizada para generar un crecimiento en la región y abrir sucursales en sitios donde la nueva compañía está ausente, dijo el presidente y propietario de Esco, Tomás Dueñas.

Con la fusión, la firma nacional pasará a formar parte de Harsco Latinoamérica, cuyo nombre prevalecerá. Dueñas, quien se queda al frente de esa división, aseguró que se mantendrá la misma estructura que tienen hasta el momento junto con los empleados.

Ni Dueñas ni Harsco revelaron el monto de la adquisición.

Una razón para comprar

Esco es otra más de las empresas que se suma a la breve lista de firmas costarricenses, con presencia en el exterior, que son compradas por otras mucho más grandes.

Uno de los procesos más recientes y similares fue el de Aliaxis con Durman Esquivel, en donde la primera se fusionó con la segunda como una estrategia por ampliar su presencia y capacidad de producción de tuberías de PVC en Latinoamérica.

Después de que ocurrió esa transacción a finales del 2006, se creo la empresa Aliaxis Latinoamérica, que se ha encargado de hacer nuevas adquisiciones. Por ejemplo, compró una firma en Brasil en setiembre del 2008 por la que pagó $46 millones, un tamaño de operación que Durman Esquivel nunca había asumido.

Para el gerente de finanzas corporativas de la empresa Deloitte, Enrique Rojas, las empresas de origen familiar que crecieron fuera de las fronteras resultan mucho más atractivas que una local.

Rojas explicó que lo anterior sucede porque la experiencia de tener operaciones en varios países demuestra en cierta manera que la estructura de la compañía es capaz de responder a varias localidades de producción, a manejar diferentes tipos de riesgo y que posee un orden en sus finanzas.

En el caso de Esco, uno de los elementos más atractivos para el comprador fue su presencia en varios países, pues tiene oficinas en siete naciones.

Harsco por su parte, solo tenía representaciones en México, Chile y Perú, y de un tamaño menor si se comparan con el de las representaciones de Esco.

Sorpresa

Entre empresas nacionales del sector de servicios para la construcción, el movimiento de Esco es calificado como sorpresivo, debido a que la crisis económica ha complicado la actividad por la poca demanda.

Clemencia Carranza, gerenta general de Renta de Equipo para la Construcción (Renteco), dijo que este movimiento en el mercado es inesperado, precisamente por considerar que es el momento menos apto, dado el descenso en la actividad constructiva que también afectó a este tipo de compañías.

Sin embargo, aclaró que la presencia de Esco en otras naciones, como en Panamá, pudo mantener el atractivo.

Otro de los competidores, Mauricio Vargas, de Renta Empresarial de Equipos de Construcción, dijo que el principal efecto en el mercado nacional será el aumento en el nivel de servicios de las compañías.

Según Vargas, la llegada de una multinacional subirá los niveles mínimos de exigencia en los servicios para las firmas del ramo e incrementará la competitividad, pues ahora tendrán que ser más agresivos si pretenden mantenerse cercanos a firmas como Harsco.

Bookmark and Share Enviar Imprimir Comentar RSS
MULTIMEDIA más
dele click a la imagen para ampliar

Tomás Dueñas
INFORMACIÓN RELACIONADA

Tabla “Una nueva compra”

mediakit
©2009 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito del medio. Escríbanos a editor@elfinancierocr.com