Opinión
Compartir Enviar Imprimir Comentar RSS

Editorial

Oferta y demanda laboral

Por muchos años se ha venido señalando la necesidad de incrementar el número de profesionales en ciertas áreas de ingeniería e incluso de algunas ciencias vivas, así como de técnicos especializados.

Esto ha surgido principalmente por la llegada de empresas del exterior, tanto de manufactura como de servicios, que demandan este tipo de recurso humano con niveles de salario por encima del promedio de otras empresas.

El mercado laboral, sin embargo, no ha respondido con facilidad a estos requerimientos con el consecuente desaprovechamiento de oportunidades de empleo especialmente para los jóvenes.

De acuerdo con los datos del Consejo Nacional de Rectores (Conare) publicados en la edición pasada de EF, solo alrededor del 7% de todos los graduados universitarios en el 2008 eran del área de ingeniería. Afortunadamente, se gradúa un mayor porcentaje (21%) de profesionales en ciencias económicas que también son altamente demandados por las empresas. El reportaje citado también indica la dificultad de las empresas para encontrar profesionales con especialidades así como técnicos en ciertas áreas.

Algunas universidades y centros técnicos procuran conocer cuáles son las necesidades de las empresas mediante el contacto con estas, y también proporcionan orientación vocacional a los estudiantes que incluye información sobre la demanda laboral.

Los esfuerzos, sin embargo, son aún insuficientes pues todavía los jóvenes se orientan mayoritariamente a carreras como la educación, ciencias sociales y ciencias de la salud, cuya demanda no es tan alta en este grupo de empresas. A su vez, las universidades ofrecen aquellas carreras que son más demandadas por los estudiantes.

Escriba sobre el editorial

editorial@elfinancierocr.com

Costa Rica es una ubicación atractiva no solo para centros de llamadas (call centers) sino para actividades más sofisticadas como centros de análisis financiero, manufactura y diseño de productos y procesos de alta tecnología, investigación y desarrollo y otras que demandan cada vez más recurso humano con mayor calificación y especialización.

Hoy no solo es deseable, por ejemplo, tener ingenieros mecánicos sino también ingenieros con especialidad en biomecánica que puedan dar mayor valor agregado a las empresas de dispositivos médicos.

Si bien es cierto que estas empresas trasladan sus operaciones a otros países en busca de mayor eficiencia y menor costo, también lo es que no lo harían si no disponen del capital humano para llevar adelante sus actividades. Así como los recursos naturales actúan por sí mismos como un imán para atraer cierta inversión extranjera, la disponibilidad de capital humano –profesional y técnico– especializado hoy en día también se convierte en una especie de recurso natural.

Si Costa Rica pretende seguir atrayendo procesos de manufactura de alta tecnología e incursionar cada vez más en procesos de diseño, investigación y desarrollo, tendrá necesariamente que implementar una estrategia para ir calzando la oferta con la demanda laboral.

Un elemento indispensable es generar más información sobre las necesidades de las empresas nacionales y extranjeras que permita, en su conjunto, dar un panorama a los jóvenes, universidades, INA, colegios técnicos y otros. Aunque actualmente existe información, esta es parcial (se refiere solo a un grupo de empresas), y no se genera sistemática y periódicamente. Tampoco existe información para los estudiantes sobre la calidad de los programas y carreras que se ofrecen. Se requiere un esfuerzo mucho mayor en este aspecto.

Por otra parte, la asignación de los fondos del INA y de los que el Gobierno transfiere a las universidades estatales debería responder a una estrategia que fomente las carreras y programas de mayor demanda en el mercado y que posicione crecientemente a Costa Rica en actividades de mayor valor agregado y mayores salarios para nuestros jóvenes.

Bookmark and Share Enviar Imprimir Comentar RSS
INFORMACIÓN RELACIONADA
mediakit
©2009 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito del medio. Escríbanos a editor@elfinancierocr.com