Tecnología
El Financiero
Las tarifas de Internet que propone Racsa con su proyecto de red veloz ($30 para un Gbps) elevarían la penetración del servicio. Según datos de Unimer, Costa Rica es el segundo país de Centroamérica que más usa la red.
JUPITER IMAGES Para EF

Racsa se reinventará con red veloz

Presidente Ejecutivo de ICE avala alianza para crear la red de Internet más rápida en el país

Teófilo de la Torre, presidente ejecutivo del ICE, finalmente dio luz verde a Radiográfica Costarricense (Racsa) para construir la red de Internet más veloz que se haya planteando en el país hasta el momento.

Con este proyecto, se estaría despejando la incertidumbre del futuro papel de Racsa dentro del Grupo ICE y en un mercado donde 50 compañías ofrecen el servicios de Internet.

Se trata de un proyecto que ha estado en el papel desde el 2008 –antes de abrirse el mercado telecomunicaciones– y que busca llevar fibra óptica a los hogares, para ofrecer 360.000 conexiones de Internet fijas.

Racsa recibió el aval del jerarca en una reunión el pasado miércoles, confirmaron fuentes a cercanas a la firma. Esto sería el banderazo de salida para una reingeniería de Racsa.

EF consultó a Alberto Bermúdez, gerente de Racsa, sobre el tema, quien confirmó el apoyo del presidente del ICE y de las juntas directivas de ambas empresas para priorizar las estrategias de operación y desarrollo.

Bermúdez explicó que se está considerando una alianza con el empresario sueco Jonas Birgersson, gerente de Vía Europa, para el desarrollo de la red de Internet de alta velocidad.

“Permitiría a Racsa contar, como parte del Grupo ICE, con una poderosa red de fibra óptica que facilite a los habitantes el acceso a Internet de altísimas velocidades a precios económicos, considerando las economías de escala”, explicó Bermúdez .

La alianza con el empresario sueco vendría a sustituir el fideicomiso de titularización por $360 millones con que se pretendía financiar el proyecto y que se cayó.

Jonas Birgersson creó en Suecia, su país natal, un modelo de una red neutral, el cual brinda una conexión de hasta 1 Gbps a través de fibra óptica al hogar y una modalidad que permite a las empresas ofrecer contenidos y al usuario elegir el servicio que desea a través de un único portal.

El esquema de Birgersson revolucionó el mercado de Internet en su país, generando una fuerte competencia y logrando una penetración superior al 80%. Varios países europeos reprodujeron de alguna manera el sistema.

La idea del Racsa es replicar la propuesta en Costa Rica. Este movimiento convertiría al país en la primera nación de América Latina en ofrecer Internet a una velocidad del primer mundo y a un costo accesible.

El proyecto resolvería la gran de debilidad de Racsa, producto del rompimiento de la relación con las cableras: no contar con infraestructura de acceso, que le permite llegar al cliente final.

El plan original de la subsidiaria del ICE, que salió a la luz en junio del año pasado, es ofrecer anchos de bandas que van de los 100 Mbps y a los 1 Gbps, en este último caso con una tarifa que ronda los $30 al mes.

Hoy, el servicio de 4 Mbps de descarga y 1 Mbps de subida tiene un costo de $169.

Cambio de visión

1

Gbps estaría disponible para hogares y empresas con el proyecto a un precio accesible.

360.000

conexiones ofrecerá la red de Internet de alta velocidad que construirá Racsa.

2012

Año en que empezará el desarrollo de la red de Internet veloz en la Gran Área Metropolina.

El aval de De la Torre representa un cambio en el manejo del futuro de Racsa.

En una entrevista la semana tras anterior, De la Torre dijo a EF que Racsa era un tema prioritario para el Grupo ICE.

“Hemos estado hablando de Racsa desde que entré a la institución. En la agenda es prioridad uno, porque es un tema que estaba haciendo problema”, destacó.

“Mantenemos conversaciones –entre los diferentes mandos del ICE y Racsa– para dotar de las herramientas y tener un resurgimiento de su actividad”, enfatizó el jerarca.

De la Torre adelantó que la estrategia para dar aire a Racsa “se está moviendo aceleradamente”.

“En las próximas semanas vamos a ver un cambio en la gestión de Racsa en cuanto a acciones que han estado estancada y que se van a vitalizar”, indicó el funcionario.

Se trata de una lista de cinco proyecto prioritarios, entre ellos la alianza con Jonas Birgersson para financiar el desarrollo de la red de Internet de alta velocidad.

A esto se suma la posibilidad de una trabajo más estrecho con el ICE y con terceros, para responder a las necesidades del mercado en un corto plazo.

“Racsa y el ICE desarrollarán paralelamente plataformas propias y con aliados para habilitar diversas opciones de acceso y conectividad al país”, indicó Bermúdez.

Teófilo de la Torre destacó que el objetivo es restablecer la conectividad a Racsa para que brinde el servicio de telecomunicaciones y aproveche las concesiones que posee de manera rápida.

Las decisión del nuevo jerarca del ICE de activar la ayuda a Racsa muestra un cambio de actitud respecto a su antecesor, Eduardo Doryan, a quien se le critica dejar en el papel los planes con la subsidiaria.

En su ingreso al ICE, Doryan había prometido dar conectividad a Racsa, así como convertirla en un proveedor de servicios de televisión por cable, Internet banda ancha al hogar y paquetes especializados de servicios de telecomunicaciones.

Promesas que no se han cumplido hasta la fecha y son cuestionadas políticamente.

“El año pasado, recibimos denuncias de la falta de soporte y compromiso que tenía el ICE con Racsa. Concluimos, en la primera parte de la investigación, que Racsa ha sufrido un debilitamiento sistemático. Siendo el ICE quien no ha sido soporte”, explicó Marielos Alfaro, presidenta de Comisión para el Control del Ingreso y del Gasto en la Asamblea Legislativa.

Por su parte, De la Torre reconoce que existe lentitud en la acciones para soportar el papel de Racsa en un mercado en competencia y que se sufre “una mayor velocidad” en la pérdida de clientes.

Para agosto del año pasado, Racsa había perdido 41.000 clientes de Internet en dos años y medio, según publicó el diarioLa Nación . A esto se suma una reducción paulatina de las ganancias en los últimos años.

“Encontramos que hay cosas que se han atrasado, mientras otras no se han concretado. No obstante, lo más importante es la lentitud con que se ha estructurado el apoyo de las redes del ICE para dar conectividad a Rasca”, señaló De la Torre.

Según fuentes cercanas a Racsa, la próxima semana la Junta Directiva de la entidad analizará más a fondo la alianza empresarial con Jonas Birgersson.

La implementación del proyecto vendría a dinamizar el mercado de Internet, donde la competencia de precios no ha despertado aún.

Red veloz

Cobertura: El plan inicial era llevar fibra óptica a los hogares y a las empresas. Implica 360.000 conexiones.

Alta velocidad: La idea es ofrecer velocidades que van desde los 100 Mbps a los 1 Gbps; para este, se estima una tarifa mensual de $30.

Inversión: El plan inicial implicaba una inversión de $360 millones.

Alianza: La iniciativa se desarrollaría en alianza con el empresario sueco Jonas Birgersson. La idea es iniciar en el 2012.

Fuente Archivo.

MULTIMEDIA más
dele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliar
INFORMACIÓN RELACIONADA
Publicidad
Publicidad
mediakit
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
©2009 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito del medio. Escríbanos a editor@elfinancierocr.com