Tecnología
El Financiero
Melissa Durán, periodista de Repretel, ha sido víctima en tres ocasiones distintas de suplantación de identidad en Facebook. “No tengo idea de qué ganan o qué se proponen con estos perfiles falsos bajo mi nombre e imagen”, dice.
CRV EF

Usurparon mi perfil de Facebook

La suplantación de identidad en redes sociales es cada vez más común, ¿cómo enfrentarlo?

¿Se imagina qué sentiría al ver en Facebook su imagen como la foto de perfil de otra persona?

Melissa Durán y Hazel Feigenblat no tienen que imaginarlo: a ambas periodistas les pasó.

“Una tal Adriana Fernández tiene una foto suya como la foto de perfil de ella”, le alertó a Feigenblat una de sus amigas.

“Realmente me pareció feo ver que alguien estaba utilizando mi cara para darle vida a un perfil en Facebook. ¿Por qué tenía una foto mía? ¿Desde hace cuánto la tenía? ¿La usaría también en otras cosas? ¿Con qué intenciones habría creado un perfil falso?”, fueron algunos de los pensamientos que compartió Feigenblat en su blog .

Gracias a la denuncia, sus seguidores reaccionaron enviándole mensajes de presión a esa persona y unas horas después la foto desapareció.

Fernández escribió a la bloguera explicándole que utilizó la imagen “para decorar” su perfil. “Nunca puse que la foto era mía, nunca respondí un chat o una correspondencia, ni hice mal uso de ella”, le aseguró.

Para Durán, la experiencia fue diferente. “Me ha pasado ya tres veces. En todos los casos, tenían varias fotos mías que tomaron de Facebook. Algunas las usaban bajo mi nombre; otras, bajo otro nombre y hasta se creaban ideas como ‘esta (foto) la tomé cuando fui con mi tía a tal lugar’. Lo peor es que la gente les comentaba y les hacían preguntas y ellas le contestaban”, contó.

EF intentó contactar a una de estas personas, que figuraba como “Laura Gómez” en Facebook, pero no obtuvo respuesta.

¿Qué hacer?

Tanto Feigenblat como Durán reportaron el perfil en Facebook. Precisamente, una de las justificaciones por las cuales la red social admite denuncias de perfiles es cuando “se hace pasar por alguien que no es o es falso”.

No obstante, la respuesta no fue la esperada. En el caso de Feigenblat, se le informó que no recibiría ninguna notificación relativa a las medidas que se adoptarían; y en el de Durán, tuvieron que pasar semanas y sumarse a la suya denuncias de otras personas para que el perfil falso fuera eliminado.

“Las opciones que Facebook ofrece en ese sentido son bastante pobres y dejan al usuario por su cuenta”, asegura Feigenblat.

Aún así, Raphael Labaca, especialista de awareness & research de la firma de seguridad ESET Latinoamérica, considera que en esas situaciones ese es el primer paso que es necesario dar.

EF contactó a Facebook y a Twitter para saber qué hacen cuando reciben ese tipo de denuncias, pero la primera no respondió y la segunda avisó que no tenía suficiente recurso humano como para atender todas las consultas de prensa que reciben.

Sergio Restrepo, director de la empresa de soluciones digitales integradas Darwin Zone, recomienda también alertar a conocidos sobre la situación.

“Contrario a lo que muchos creen, no es más común que este tipo de incidentes le ocurran a gente famosa, que a los que no lo son”.

Raphael Labaca

Especialista de ESET Latinoamérica

En caso de que la víctima sea una empresa, aconseja emprender una estrategia de comunicación donde se informe a los consumidores y seguidores de la marca sobre el hecho.

“Es importante, además, que la víctima se dirija inmediatamente a las autoridades policiales”, añadió Labaca.

La vía legal

Un paso adicional que puede dar el afectado es por la vía legal.

“Esto es un tema relacionado con los derechos de imagen de la persona, que se encuentran tutelados en el artículo 47 y 48 de nuestro Código Civil”, explicó Giselle Reuben, especialista en derecho intelectual de BLP Abogados.

Estos artículos explican que la imagen de una persona no puede ser publicada, reproducida, expuesta ni vendida sin su consentimiento, siempre que no se trate de una figura reconocida.

Así, la persona afectada puede solicitarle al juez civil respectivo que imponga una medida cautelar para que suspenda la reproducción de la fotografía.

Se puede interponer un recurso de amparo por utilizarla sin el consentimiento y se puede exigir la reparación de daños económicos (por ejemplo, la utilización de la imagen para efectos publicitarios o la pérdida de un empleo), añadió el abogado penalista de Facio & Cañas, Federico Torrealba. Si la publicación de la imagen lesionó el honor del afectado, puede iniciar un proceso penal.

EF solicitó al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) estadísticas sobre denuncias planteadas por costarricenses que hayan sido víctimas de suplantación de identidad en redes sociales, pero al cierre de esta edición no había tenido respuesta.

Aunque todas estas opciones son viables y válidas, ambos abogados recomiendan hacer un análisis costo/beneficio previo.

“Últimamente la Sala Constitucional ha manifestado que, al registrarse en Facebook o en cualquier red social, uno tácitamente está aceptando la publicidad de las fotos e informaciones que ahí se suben”, dijo Reuben.

Además, cualesquiera de los procesos puede tardar desde meses hasta años en resolverse, tiempo durante el cual la víctima deberá incurrir en gastos legales y honorarios profesionales.

Prevención

Un problema adicional, asegura Restrepo, es que la suplantación de identidad es más difícil de solventar que el robo de identidad, el cual puede prevenirse con buenas prácticas de seguridad.

“Son dos cosas diferentes. Si le roban el perfil, tiene que cambiar la clave y buscar daños consecuentes de ese hecho. En el área de suplantación es muy difícil llegar a solventar la situación, pues existe un área gris: ¿quién dice que no puede haber dos personas o dos compañías con el mismo nombre? Para que las plataformas cierren perfiles duplicados, deben haber hechos muy contundentes”, asegura.

Por eso, la directora creativa de la agencia LaTres, Marilis Lopardo, recomienda, en el caso de las marcas, que reserven su dirección en línea lo antes posible para que nadie más se la copie, aún si después se oculta la página. Para ello, hay que abrir un fanpage y ganar 25 contactos, detalló.

Las personas también deben abrir una cuenta en todas las redes sociales para “ocupar el espacio e impedir así que otra persona con el mismo nombre lo tome antes”, aconseja Gilles Maury, gerente de mercadeo de Cable Tica.

Además, periódicamente, debe rastrear su nombre en buscadores y en plataformas sociales, para verificar que no existe nada sospechoso, añadió Restrepo.

Asegure su perfil

Estas son algunas medidas de seguridad para prevenir el robo de perfil:

1

Contraseñas: Utilice una clave segura, de 12 caracteres o más, y cámbiela periódicamente.

2

Conexión: Verifique que la red a la que se está conectado, sea desde su computadora o desde su móvil, es segura.

3

Términos: Lea los términos y condiciones de cada plataforma social antes de registrarse.

FuenteEntrevistados.

INFORMACIÓN RELACIONADA
Publicidad
Publicidad
mediakit
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
©2009 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito del medio. Escríbanos a editor@elfinancierocr.com