Tecnología
El Financiero
Las tarifas en la región bajaron más de 50% en los últimos dos años, pero siguen más caras que en países desarrollados.
Jupiter Images Para EF

¿Por qué la banda ancha es tan cara ?

Por infraestructura y poca competencia

En Latinoamérica, la banda ancha sigue siendo angosta. “La media de velocidad de conexión en los países de la región es una cuarta parte de la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)”, afirma el estudio “Construyendo puentes, creando oportunidades”, realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y divulgado en mayo pasado.

Señala que los altos precios de la banda ancha en Latinoamérica explican parcialmente el menor nivel de penetración del servicio respecto de Europa.

¿Qué origina esos precios? En ello influyen los costos del equipamiento necesario para acceder a los servicios (computadoras y teléfonos, por parte de los usuarios) y para brindarlos ( costes del espectro y la infraestructura).

La ausencia de nodos locales de intercambio hace que el tráfico deba salir de la región para hacer la interconexión en Miami.

“La ineficiente conectividad regional de redes de banda ancha resulta en el uso intensivo de enlaces internacionales para el intercambio de tráfico. El uso de dichos enlaces encarece de manera innecesaria el servicio”, dice Fernando Rojas, coordinador del Observatorio regional sobre banda ancha de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Costa Rica no es la excepción. Carlos Watson, presidente del capítulo Internet Society (Isoc) Costa Rica, calcula que hasta la cuarta parte del tráfico interno tiene ese comportamiento.

Además, carecer de contenido alojado localmente obliga también a usar los enlaces internacionales, lo cual también aumenta costos.

Falta competencia

Sin embargo, para Ravi Lingam, gerente de Cisco para Centroamérica, hay otros factores país que también influyen en la tarifa y que han hecho que, pese a la des- regulación del mercado, los precios no bajen más.

“El máximo tarifario definido por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) ha sido para evitar la inflación artificial de precios. Sin embargo, las tasas de interconexión son altas y arbitrarias”, afirma.

Según su criterio, los factores de costo deberían ser administrados por el mercado. “Si los proveedores locales tuvieran la disposición de negociar mejores precios, basado esto en el crecimiento de la demanda y las proyecciones del tráfico, los precios bajarían”.

Opinión que comparte Carlos Raúl Gutiérrez, presidente del consejo de la Sutel, quien piensa que se requiere una “sana competencia en la oferta mayorista”.

“La única salida hacia adelante para los proveedores de servicios de Internet es amortizar la caída de los precios ofreciendo velocidades y calidad de servicio cada vez más altas, para promover el aumento de volumen y crear así un círculo virtuoso”, sostuvo.

De ahí que el director de asuntos públicos para el Caribe y Latinoamérica de Alcatel-Lucent, Celedionio Von Wuthenau, opine que el país debería expandir la banda ancha a todo Costa Rica e incrementar la oferta.

“Cuanta mayor velocidad contrate, menor costo por un Mbps. Cuanto más servicios, también menor costo”, detalla.

Por eso, coincide con el resto en que Costa Rica debe llegar a tener una velocidad media de conexión de 10 Mbps o más, bastante más que los 2Mbps simétricos de acceso universal que se están impulsando actualmente.

INFORMACIÓN RELACIONADA
Publicidad
Publicidad
mediakit
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
©2009 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito del medio. Escríbanos a editor@elfinancierocr.com