Economía y Política
El Financiero
El cultivo de la caña de azúcar registró una caída en la producción del 8,48% en 2011.
francisco rojas Para EF

Cosecha gris para la agricultura

Más área cultivada durante el 2011 no se tradujo con fuerza en la producción, según Infoagro

La cosecha que el sector agrícola recogió en el 2011 se quedó corta. La mayor cantidad de tierras sembradas no se tradujo en un crecimiento proporcional en el valor de la producción.

El más reciente reporte de Infoagro, que retrata el comportamiento de la actividad agropecuaria durante el año pasado, revela que el valor bruto de la producción frenó su incremento de 6,82% entre el 2009 y el 2010; a menos de un 1% durante el 2011.

La participación del sector en el Producto Interno Bruto (PIB) viene en retroceso. En el 2006 el aporte de estas actividades a la producción era del 10,93%. Cinco años después, la cifra ha caído más de un punto porcentual a 9,7%.

Estos retrocesos contrastan con el crecimiento del terreno que se destina a la producción agrícola, que en el 2011 experimentó un crecimiento de 3,2% para superar las 500.000 hectáreas.

Infoagro es un sistema público de información que registra datos de todas las entidades relacionadas con el sector agrícola y su más reciente edición fue dada a conocer la semana anterior.

Los resultados son recibidos con reserva por parte de los líderes de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria (CNAA).

“¿Cómo pueden decir que crece el área cultivada, cuando no existen censos agrícolas? Ojalá existieran, se necesitan para tener información y tomar mejores decisiones sobre las políticas para el sector”, se quejó Álvaro Sáenz, presidente de la Cámara.

Datos como el crecimiento del 16% en el área cultivada de cebolla son vistas con incredulidad, pues no corresponden con lo que los líderes agrícolas observan diariamente en el campo.

“El cultivo de cebolla es una actividad que sufrió mucho el año pasado por la importación triangulada, por la mala administración de los tratados de libre comercio. ¿Cómo dicen que subió el área cultivada?”, aseguró Sáenz.

Grano vital

En lo que sí hay consenso es en el crecimiento del área destinada a la producción de arroz, y eso no son necesariamente buenas noticias para los productores o el Gobierno.

El arroz, base de la alimentación costarricense, registra un incremento del 22,13% entre el 2010 y el 2011, cuando cerró el año en 81.000 hectáreas.

El incremento es el más fuerte de los últimos tres años, pero no logró impactar con fuerza la producción final del grano que aumentó 5,60% entre el 2010 y el 2011 a 282.700 toneladas métricas.

Este cultivo se ha convertido en uno de los productos más polémicos del sector agrícola. El éxito del Programa Nacional de Alimentos impulsado por la administración de Óscar Arias, en momentos en que la oferta mundial del grano mermaba, disparó el crecimiento del área cultivada y de la producción de arroz.

Hoy con los precios mundiales bajando, la producción nacional tiene problemas para colocarse y estallan las protestas. Para ponerle un alto, la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz) y el Ministerio de Agricultura acordaron reducir la producción en casi un 50%.

Los frijoleros también han protagonizado protestas debido a las dificultades para colocar una producción que entre el 2010 y el 2011 creció en un 22,97%, esto pese a que el área sembrada registró un modesto aumento del 8,55%.

Para auxiliarlos, el Ministerio de Agricultura estableció un mecanismo de compras directas de la industria al productor y, además, una estrategia de venta directa al consumidor denominada “100% frijol de Costa Rica”.

“Aquí tenemos problemas con la producción local de frijol, cuando producimos solo lo equivalente a tres meses de lo que se consume al año. Eso pasa porque dado el desorden y la falta de censos agrícolas, la importación se hace justo cuando sale la cosecha local”, acusó Sáenz.

Este tipo de fallos tendrían su origen en la ausencia de políticas de largo plazo, con un horizonte superior a los cuatros años de cada administración. “Necesitamos políticas de Estado, no de Gobierno”, argumentó Sáenz.

De capa caída

Mientras los granos básicos y las raíces reportaron un buen 2011 con crecimientos del 6% y el 36%, respectivamente; los cultivos industriales no tuvieron un buen año. Su producción se redujo en un 6,05%.

Las caídas más fuertes estuvieron en la producción de naranja (36,74%); y el palmito (11,67%). La caña de azúcar registra una merma del 8,48% en la cantidad de toneladas métricas producidas. La caída es menos espectacular, pero asesta un golpe más fuerte a la categoría, pues es el producto con mayor peso (66%).

La excepción fue el café, que con las mismas hectáreas sembradas logró incrementar la producción en un modesto 2,68%.

En la categoría de frutas frescas, tanto el banano como la piña, los dos productos más fuertes, registraron incrementos en su producción pese a que los terrenos cultivados siguen estables.

Para un sector que lucha por mantener su peso en el sistema productivo nacional, los resultados del 2011 se quedan cortos.

INFORMACIÓN RELACIONADA
Publicidad
Publicidad
mediakit
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
©2009 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito del medio. Escríbanos a editor@elfinancierocr.com