Estilos de Vida
El Financiero
. 

Una cita orgánica y vegetariana

San Ramón dejó de ser un lugar de paso para convertirse en destino por si mismo; el cantón alajuelense reservó para usted experiencias relajadamente verdes y saludables

El cantón número dos de Alajuela se convirtió sin planearlo en un punto de tránsito. Desde San Ramón, Puntarenas está a la vista y San Carlos y Alfaro Ruiz le esperan al extremo norte.

Con San Mateo al sur, Atenas, Palmares y Naranjo al este y Tilarán, Abangares, Montes de Oro y Esparza obtendrá otra pista de por qué el pueblo recibe diariamente a visitantes “de paso”.

Sin embargo, si usted se deja enamorar y se anima a recorrer y respirar en los distritos ramonenses camino a La Fortuna de San Carlos, la oferta lo convencerá de que San Ramón es un destino por sí mismo.

Montañas que evocan las estampas de un bosque virgen y un aire frío que se escapa entre los rayos del sol de las mañanas ramonenses... se trata de una propuesta natural, fresca, saludable y de aventura –pero también de relajación–.

La invitación está abierta para un encuentro con el bosque, la producción orgánica, el aire puro, los animales y una dieta que promete darle los mejores tips para consumir alimentos saludables, vegetarianos y naturales.

Reconectarse con la comida

En San Isidro de Peñas Blancas, cerca de Chachagua, usted tiene una cita orgánica en una finca de 74 hectáreas, 50 de ellas de bosque primario y 22 dedicadas a la producción de diversas hortalizas y plantas.

El proyecto inició en 1994 como una forma de entender los sistemas orgánicos, los métodos de producción y el papel de la naturaleza.

Hoy, la iniciativa cuenta con 13 habitaciones y está abierta al público con el nombre de Finca Luna Nueva.

La experiencia despierta los sentidos al ritmo de la producción orgánica y biodinámica.

Los recorridos diurnos o nocturnos por alguna de las 74 hectáreas del proyecto le aseguran un encuentro con alguna de las 230 especies de aves registradas en la finca. Entre las más comunes de observar perfilan tucanes, oropéndolas, jilgueros, gavilanes y colibríes.

Pero no se dé por satisfecho. En la torre de observación ubicada cerca de la recepción, podrá escucharlas relajadamente. ¿Cómo no hacerlo? A su derecha un clima despejado exhibe el volcán Arenal, y a su izquierda, se imponen las llanuras sancarleñas .

Agregue a la experiencia un spa , sesiones de acupuntura, la posibilidad de relajarse en la piscina, conocer los detalles de la producción de cúrcuma, jengibre, papaya, tiquisque, cacao, canela, rosa de jamaica, piña, papaya, culantro, ñampí, maracuyá, yuca, albahaca, orégano, camote, banano, naranjilla, aguacate, plátano, pimienta negra, limón dulce, galanga, juanilama, guanábana y banano, entre otras frutas, hortalizas y verduras que cultivan.

“Queremos hacer conciencia. En el mundo, perdemos de 50 a 200 especies que se extinguen cada día. Y cada segundo perdemos alrededor de 4.00 metros cuadrados del bosque lluvioso en el mundo”, asegura Steven Farrell, presidente de Finca Luna Nueva.

Su pasión por la agricultura se desborda al escucharlo hablar de los usos y características de alguna de las 300 plantas medicinales del jardín botánico.

Y si aún tiene dudas de las actividades que puede realizar, una lista de tours le despertará la creatividad. Si lo desea también puede ir a ordeñar vacas, conocer los cerdos, las cabras, ovejas, observar los jardines y la naturaleza. “Lo que queremos es reconectar a la gente con su comida”, explica el amante de la agricultura.

En la finca también producen compost (abono orgánico). Tienen 350 árboles de mamón chino (recolectan 8.000 kilos por año) y 25 árboles de mangostinos.

La finca propone una manera diferente de trabajar la tierra. Pretenden convertirse en autosuficientes en la producción de insumos, para aumentar la calidad y la fetilidad y lograr una unión entre el área animal, mineral y espiritual.

“Se trata de pensar en cuidar la tierra para sanidad del ser humano. Se intenta dejar un lugar en el bosque que no sea intervenido, por ejemplo… y que ayudará a controlar las plagas ”, enfatiza Farrell.

En la logística de producción biodinámica se destaca la parte espiritual, un respeto a la humanidad – sin religión– y se promueve la idea de que la presencia de los animales es indispensable para beneficio del suelo.

La finca posee un sistema de rotación de cultivos para evitar que los terrenos “se cansen”.

El manejo de la tierra se realiza en ciclos de cinco años: un año siembran cúrcuma y jengible, por ejemplo, el siguiente yuca, piña o papaya y durante los tres años restantes el terreno se deja como “charral” para que descanse en compañía de cerdos o cabras de la finca.

Los tours disponibles en Finca Luna Nueva se relacionan con temas de salud, naturaleza, producción orgánica y plantas medicinales y le permitirán sumergirse en el bosque secundario para observar culebras, ranas, murciélagos, insectos y aves.

Si prefiere caminar menos podrá visitar el Jardín de las Semillas Sagradas –jardín botánico con 300 especies de plantas medicinales– y las áreas donde se fabrica el compost.

A la hora de compartir en la mesa la propuesta orgánica gobierna el menú, y después de conocer las huertas, también reinará en el apetito.

¿Cómo le suena un almuerzo con ceviche de tilapia, picadillo de papa, shaia mansa, soya y pasta de arroz con vegetales?

¿Le apetece un aderezo de miel, vinagre blanco y de sidra, aceite de oliva y mostaza de dijon o uno de agua, cúrcuma, vinagre blanco, ajo, y aceite de oliva?

La propuesta orgánica en la cocina es un llamado a aprender sobre los temas que perdimos, reflexiona Farrell.

Anote los tours y estimule su memoria:

-Rainfosrest Mystery Trail. Tour dentro del bosque secundario para observación de culebras, ranas, insectos y aves.

-Farm trail. Observar la elaboración de compost , sistemas de producción animal y cultivos como el cacao.

-Semillas sagradas. Conocerá 300 especies de plantas medicinales.

-Sendero en el bosque primario. Observar la naturaleza virgen.

Y como el jengibre y la cúrcuma son el motor del proyecto, quizás usted quiera darle un vistazo a los beneficios que ofrecen. El jengibre es antiinflamatorio, antioxidante, se le reconoce por sus beneficios para curar achaques, mareos, calmar el estómago y aliviar los efectos de la quimioterapia.

La cúrcuma está presente en el arte culinario de la India. También es antiinflamatorio y antioxidante.

Amor por la tierra

A 32 km del centro de San Ramón, camino a La Fortuna, una pausa a lo cotidiano le espera en Lands in Love.

La propuesta israelí es vegetariana y parece combinar perfectamente con el mundo de colores que hereda el bosque, el aire puro y el silencio.

El proyecto mezcla la tranquilidad con la aventura. Los más animados podrán escoger entre canopy , adventure cables, superman, canyoning , cabalgata y rafting , y quienes prefieran un encuentro más pausado con la naturaleza tendrán senderos, lagos y múltiples espacios para recargarse de aire y fresco y caminar.

Y si aún no se decide por alguna actividad, lo animará saber que le espera una oferta vegetariana, un espacio verde para disfrutar con todos los sentidos y la oportunidad de dejar el estrés en lo profundo del bosque.

El canyoning se convierte en una ovación a la adrenalina. En una combinación entre caminata, cuerdas, puentes colgantes y agua, usted podrá acercarse al bosque y convertirlo sin duda en el confidente de la descarga de emociones desde las alturas.

Durante el recorrido le espera un puente colgante para descender al río. Desde la altura, llegar a las rocas que conducen el caudal parece una hazaña. Una zambullida en la catarata le recordará que ya se acerca a tierra firme.

El canyoning continúa entre las rocas del río y algunas pequeñas cataratas.

Pero si el agua no es lo suyo, montañas al norte, al sur, al este y al oeste le invitan a conquistar el dosel del bosque con el “Superman”; una propuesta que da una idea de lo que representa volar sin las manos sobre una cuerda. Volar solo usted y el viento. Solo usted y 750 m recorridos en unos 40 o 50 segundos.

Ya en la tierra, aproveche para dejarse seducir por un menú que le hará olvidarse del mito de que la comida vegetariana es poco variada y no tiene sabor. Las opciones de comida costarricense e israelí también tienen su espacio.

Anímese a un taco vegetariano, una hamburguesa, lasagña, un casado vegetariano o emparedados de jamón y queso. Y si desea probar algo del oriente, el humus, pan pita,lafa wrap y las ensaladas llegarán al paladar.

Lands in Love se define en los rincones de sus instalaciones como un lugar amigable con el ambiente y con los animales. S i lo pone en duda, se lo recordarán los 200 gatos y perros que cuidan en el proyecto desde hace 6 años y la propuesta de un espacio para que sus vacaciones las haga acompañado de su perro en el hotel de mascotas.

MULTIMEDIA más
dele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliardele click a la imagen para ampliar
INFORMACIÓN RELACIONADA
Publicidad
Publicidad
mediakit
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
©2009 El Financiero. El contenido de El Financiero no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito del medio. Escríbanos a editor@elfinancierocr.com